Abad Faciolince reedita sus “recetas” para combatir la tristeza

El escritor Héctor Abad Facioline ha reeditado su obra “Tratado de culinaria para mujeres tristes”, donde plantea un recetario contra la nostalgia y la soledad.

"Tratado de culinaria para mujeres tristes"

Héctor Abad Faciolince ha reeditado su obra “Tratado de culinaria para mujeres tristes” quince años después de la primera edición, en el que pretendía crear un recetario de “antídotos” para superar la nostalgia y las dificultades de la vida diaria.

La editorial Alfaguara ha sido la que se ha encargado en esta ocasión de publicar Tratado de culinaria para mujeres, que no es un libro de cocina común. Es la obra más traducida del autor antes de “El olvido que seremos”, la novela con la que el escritor colombiano alcanzó la fama.

Según la editorial, el texto está integrado por algunas “recetas dirigidas a endulzar los problemas, dudas y temores que enfrentan las mujeres”, y califica de la obra reeditada como de “género incierto”.

Panaceas para la rutina, la soledad, el amor, la convivencia, el desamor, la fidelidad o el miedo, son algunos de los temas que trata el libro (de poco más de cien páginas), que intentará arreglar estos sin sabores de la vida cotidiana, ya que cada pieza es “un remedio contra un obstáculo profundo y cotidiano”.

Héctor Abad Faciolince ha explicado que su “ambición” con esta obra es tratar de encontrar una solución a la “melancolía” del lector. Además, explica que forma en la que pudo hacer esto posible viene de un poeta inglés, “aquel que hizo decir a uno de sus personajes, casi loco de exceso de cordura: Dame una onza de almizcle, buen boticario, para perfumar mi imaginación”.

Yo no quisiera ser nada distinto a eso, un buen apotecario, un farmaceuta, el dueño de las recetas para perfumar tu fantasía”, indica Abad Faciolince.

Además de “Tratado de culinaria para mujeres”, Abad ha escrito obras tan destacadas como “Asuntos de un hidalgo disoluto” (1994), “Fragmentos de amor furtivo” (1998), con el que obtuvo el I Premio Casa de América de Narrativa Americana Innovadora, y Angosta (2004), que ha sido la mejor novela extranjera publicada en China en 2005.

Con El olvido que seremos, una novela íntima y conmovedora dedicada a su padre, un famoso médico colombiano defensor de los derechos humanos que fue asesinado por supuestos paramilitares en 1987, consiguió su merecido éxito.

Y fue, de este nefasto suceso de donde surgió “la belleza de una historia” en la que habría sido imposible escribir una “buena tragedia escrita” sin vivir la tragedia real, reconoce el escritor.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...