Carmen Posadas considera que los movimientos como 15-M necesitan un líder

Durante la presentación de su nueva novela “El testigo invisible”, la escritora uruguaya Carmen Posadas ha mencionado que movimientos como el 15-M necesitan un líder, trazando un paralelismo con su novela.

"El testigo invisible", de Carmen Posadas

Carmen Posadas, escritora uruguaya, en su presentación de su último libro en Toledo, se ha referido al movimiento 15-M como “un estallido de libertad y de ganas de cambiar las cosas”. Sin embargo, también ha dejado claro que, en su opinión, “si luego estos movimientos asamblearios no tienen un líder, se convierten en algo totalmente inoperante”.

El testigo invisible” es la última novela de la autora, donde cuenta las memorias de Leonid Sednev, un deshollinador al servicio de los Romanov, que vive en los tiempos de la Revolución Rusa y la muerte de la familia del zar Nicolás II.

Y haciendo un paralelismo con esta situación histórica, Posadas ha señalado que al comienzo de la Revolución Rusalo primero que surgen fueron una serie de movimientos asamblearios muy parecidos a lo que pasó en el 15-M”.

Ante la pregunta sobre si el líder que la escritora cree necesario para este tipo de protestas podría salir de la sociedad civil, teniendo en cuenta la mala imagen que posee actualmente la clase política española, Posadas ha comentado que “lo que hace falta es que salga una persona bien intencionada”.

Y es que la escritora uruguaya cree que en “momentos históricos” como los que vivimos actualmente en España “se prestan tanto a los héroes como a los villanos; por lo tanto, esperemos que sea un héroe el que salga”.

Durante la presentación de su libro en la Biblioteca de Alcázar, Posadas ha comentado que fue su hermano el que le dio el empujón para escribir una novela sobre la familia imperial rusa, un tema al que al principio no se mostró muy dispuesta, ya que existen ya muchos libros y películas sobre “la falsa princesa Anastasia”.

Sin embargo, cuando comenzó a realizar las investigaciones pertinentes para escribir sobre el tema, la historia la atrapó tanto que se decidió finalmente a plasmar en el papel una historia de ficción a través de los ojos de un personaje real, Leonid Sednev, el deshollinador del último zar de Rusia, que a través de los respiraderos de las estufas que limpiaba en el Palacio Aleksandr, se convirtió “en el testigo invisible de lo peor de la revolución”.

Carmen Posadas ha explicado también que los seis años que vivió en Rusia por el traslado de su padre como embajador han sido muy valiosos para guiar la novela con coherencia y dotarla de una ambientación propia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...