Diez obras para repasar la trayectoria de Eduardo Mendoza

Con motivo de la entrega del Premio Cervantes al escritor catalán, revisamos su carrera a través de sus títulos más representativos, como ‘La verdad sobre el caso Savolta’ o ‘La ciudad de los prodigios’.

savolta

El pasado jueves le fue entregado el Premio Cervantes al escritor catalán Eduardo Mendoza (Barcelona, 1943), uno de los más brillantes del panorama literario actual en nuestro país y, sin duda, el que mejor maneja la parodia en particular y el humor en general. Con una trayectoria que abarca los últimos 50 años, ha sabido evoluvionar desde la experimentación con las técnicas narrativas hasta la comicidad pasando por la novela histórica o la detectivesca, bien es cierto que éstos dos últimos géneros a su peculiar manera. Para repasar su carrera y también como una suerte de homenaje, aquí presentamos diez de sus mejores creaciones.

  1. ‘La verdad sobre el caso Savolta’: la obra que lo dio a conocer allá por 1975 ya le proporcionó el Premio de la Crítica y fue llevada al cine cuatro años después por el director Antonio Drove con la interpretación de José Luis López Vázquez, Ovidi Montllor, Stefanía Sandrelli y Omero Antonutti. La novela se enmarca en los turbulentos años posteriores a la Primera Guerra Mundial en Barcelona, donde entonces se enfrentaban los pistoleros anarquistas con los pagados por la patronal. A ésta última pertecen los Savolta, cuyo patriarca morirá asesinado. Pero el personaje central de toda la historia es el oscuro Lepprince, un francés que poco a poco se convierte en “factótum” de esa familia y asciende irremisiblemente en la escala social. Como decíamos, por otra parte, Mendoza utiliza en la novela documentos judiciales, textos periodísticos y técnicas narrativas como el “flashback” o el pastiche.
  2. ‘El misterio de la cripta embrujada’: la segunda obra publicada por el autor catalán supuso el debut de su hoy famosísimo detective innombrado, que en realidad es un antiguo delincuente al cual han internado en el manicomio de la ciudad. Liberado por el comisario Flores para que investigue la desaparición de una niña, vemos en la novela como recupera su vida y se mete en toda clase de líos puesto que no está nada claro que haya recuperado del todo su cordura. Todo ello regado con un impagable sentido del humor.
  3. ‘El laberinto de las aceitunas’: quizá animado por el éxito de la anterior, la siguiente obra de Mendoza fue este nuevo caso del detective. Entre otras muchas historias que a su vez se bifurcan, la trama principal gira en torno a nuestro poco cuerdo hombre, quien debe llevar un maletín repleto de dinero hasta Madrid. Para superar las dificultades que se le presentan cuenta con la ayuda de don Plutarquete Pajarell y la no menos peculiar Emilia Corrales, mejor conocida por “Suzanna Trash”. En definitiva, una nueva parodia en toda regla.
  4. ‘La ciudad de los prodigios’: quizá la otra cima literaria de Mendoza, junto a ‘La verdad sobre el caso Savolta’, sea esta novela publicada en 1986. Vuelve con ella a la Barcelona histórica, concretamente se centra en la etapa de la ciudad que va desde la primera Exposición Universal que organizó en 1888 hasta la segunda, en 1929, un periodo en el cual las grandes fortunas hicieron mucho dinero. El protagonista es Onofre Bouvila, al que seguimos desde muchacho, cuando llega a la Ciudad Condal para ganarse la vida, en toda su irresistible ascensión social por métodos poco ortodoxos o más bien claramente ilegales. También ésta fue llevada al cine por Mario Camus con Olivier Martínez y Emma Suárez como actores.
  5. ‘La isla inaudita’: supuso este libro una variación en la carrera de Mendoza. Como si lo hubiera extenuado la novela anterior, ahora se marcha a Venecia con su siguiente personaje protagonista, Fábregas, para perderse en sus rincones junto a una enigmática mujer llamada María Clara cuya familia resulta aún más peculiar. Aunque no alcanza la altura narrativa de la anterior, también ésta es una buena novela.
  6. ‘Sin noticias de Gurb’: en este caso nos hallamos ante un verdadero juguete literario que el siempre irónico Mendoza nos propone. En ella trata sobre un extraterrestre que cae en la Barcelona de 1991, con los preparativos para los Juegos Olímpicos del año siguiente en plena ebullición. Al principio, el incauto alienígena se encarna en la cantante Marta Sánchez. A partir de ahí, todo son disparates fruto del más genuino humor “mendociano”.

    sin noticias

  7. ‘El año del diluvio’: en esta novela, el autor catalán abandona momentáneamente su tono cómico para narrar con mayor seriedad la historia de sor Consuelo, monja que dirige un ruinoso Hospital. Justamente para restaurarlo, se pone en contacto con el cacique del pueblo, Augusto Aixelà, quien la seduce. Todo ello en un relato con tintes folletinescos por el que circulan incluso bandoleros.
  8. ‘El último trayecto de Horacio Dos’: no podía faltar, entre las parodias de Mendoza, una dedicada a la ciencia ficción. En ésta narra el viaje interestelar de un incompetente capitán y su no menos excéntrica tripulación en lo que será un periplo lleno de sorpresas y, sobre todo, de humor.
  9. ‘El asombroso viaje de Pomponio Flato’: ahora el género que el escritor catalán toma y recrea a su manera es la novela histórica. El protagonista, cuyo nombre aparece en el título de la obra, es un filósofo que termina en Palestina, donde es contratado por el mismísimo Jesucristo como detective para que descubra quien mató al rico Epulón. Y es que el acusado del crimen no es otro que San José.
  10. ‘Tres vidas de santos’: ejemplo de la narrativa breve de Mendoza, consta de ‘La ballena’, ‘El final de Dubslav’ y ‘El malentendido’. En estos cuentos no trata sobre beatos religiosos sino acerca de individuos quijotescos que luchan por hacer del mundo un sitio mejor. No falta en este libro la comicidad, bien es cierto que más contenida que en otras ocasiones.

Vía: ‘El País’ / Instituto Cervantes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...