Eduardo Mendoza obtiene el Premio Cervantes 2016

El escritor catalán se encuentra entre las grandes figuras de la novela española de los últimos 40 años gracias a títulos como ‘La verdad sobre el caso Savolta’ o ‘La ciudad de los prodigios’.

mendoza

Sin duda, el Premio Cervantes es el más prestigioso de cuantos se entregan en el panorama literario hispanoamericano. Y ello, no sólo por abarcar escritores de todos los países de habla castellana, sino también por concederse en reconocimiento a toda una carrera en el mundo de las letras. No en balde, lo han recibido figuras tan importantes como Jorge Guillén, Alejo Carpentier, Octavio Paz, María Zambrano o, más recientemente, Juan Marsé, Ana María Matute y Elena Poniatowska.

Entre ellos hay poetas, ensayistas y narradores. A éstos últimos pertenece, aunque también ha cultivado el ensayo e incluso el teatro, el catalán Eduardo Mendoza (Barcelona, 1943), flamante Premio Cervantes 2016 y uno de los grandes patriarcas de nuestra literatura actual tanto por su dilatada trayectoria como por la calidad de sus obras.

Porque Mendoza inició su carrera literaria en 1975 con una novela llamada a convertirse en hito: ‘La verdad sobre el caso Savolta’. Y es que podría tildársela de «novela total», tanto desde el punto de vista del contenido como del de la forma. En cuanto al primero, tiene elementos de distintos géneros narrativos, desde el picaresco hasta el policíaco pasando por el histórico. Y, en cuanto a lo formal, el relato de los hechos incluye técnicas cinematográficas y saltos atrás, por no mencionar que se sirve de otro tipo de textos como documentos policiales o típicos del lenguaje judicial. En definitiva, una magnífica novela.

Sin embargo, a continuación Mendoza cambió de registro para publicar el primero de los relatos protagonizados por su detective innombrado: ‘El misterio de la cripta embrujada’. Indudablemente humorístico, el texto es así mismo una parodia de la narrativa detectivesca y su autor le cogió gusto al personaje pues, hasta ahora, ha escrito otras cuatro novelas sobre él: ‘El laberinto de las aceitunas’, ‘La aventura del tocador de señoras’, ‘El enredo de la bolsa y la vida’ y la reciente ‘El secreto de la modelo extraviada’.

Igualmente cómica es ‘Sin noticias de Gurb’, cuyo protagonista es un extraterrestre que aterriza en la Barcelona previa a los Juegos Olímpicos y adopta la apariencia de la cantante Marta Sánchez. Todo lo que ve le resulta nuevo y la gran mayoría inexplicable porque la obra es una sátira de nuestro actual modo de vida.

No obstante, anterior es otro de los hitos narrativos de Mendoza: ‘La ciudad de los prodigios’, novela histórica que cuenta el ascenso social de Onofre Bouvila desde que llega, siendo adolescente, a Barcelona hasta que se convierte en uno de los hombres más ricos del mundo para lo cual nunca repara en medios. Al margen de esta biografía, que los más perversos dicen encubre la de un famoso banquero, la obra constituye un retrato de la Ciudad Condal en el periodo que media entre sus dos exposiciones universales: 1888-1929.

En fin, otras novelas de Mendoza son ‘La isla inaudita’, ‘El año del diluvio’ o ‘El asombroso viaje de Pomponio Flato’. Entre sus ensayos, cabe citar ‘Barcelona modernista’ o ‘¿Quién se acuerda de Armando Palacio Valdés?’ y, respecto a sus obras teatrales, mencionaremos ‘Restauración’ y ‘Gloria’. En definitiva, es la obra del escritor barcelonés de gran calidad y casi siempre está presidida por un tono cómico que le permite su extraordinario manejo del lenguaje.

Vía: ‘El País’.

Foto: Mr. Tickle en Wikimedia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...