“El círculo”, la nueva novela de Lanchester sobre la crisis con un toque de humor

El escritor John Lanchester presento ayer en Barcelona su nueva novela, «Capital» (bajo la editorial española Anagrama), que se basa en la ficticia calle Pepys Road de Londres, donde refleja la ciudad antes de que llegase la crisis global actual que tendrían que ir prediciendo, a través de personajes que serán amenazados con una siniestra postal.

crisis

Según la opinión del autor conocido por su novela “El puerto de los aromas”, observando los indicios «era muy claro que llegaría el “crac”, con la subida de los precios de las viviendas y piezas artísticas. A pesar de todo, no creía que la crisis fuera tan globalizada y apostaba por que el “crac” se iba a producir en una ciudad como Londres, basada en una crisis de propiedad”.

En «Capital«, Lanchester cruza los caminos de personajes que tienen de la calle Pepys Road: desde un banquero de la ciudad, siempre calculador de la prima millonaria anual, a una familia paquistaní que dirige una simple tienda de ultramarinos. También aparece una anciana desconoce que en su propia casa hay escondido medio millón de libras, un albañil polaco, una cuidadora de niños española, un artista llamado Smitty, y una joven promesa del fútbol considerado por los habitantes como el Messi de Senegal.

Ha querido crear una novela histórica, desarrollada en 2007 y 2008, que muestre al lector el ámbito financiero y las desigualdades, que llevan presentes toda la historia, y denuncia estas situaciones con un gran sentido del humor. Así, afirma: «creo que en la vida hay una única verdad. La vida es trágica en su estructura y cómica en su textura”.

Lanchester nos pone al corriente de que los diferentes personajes de clase media o baja de la trama están basados en personas que ve a diario por la calle y auténticos expertos del mundo financiero, hecho por el que tuvo que entrevistar a financieros cuyos beneficios sobre las primas son millonarios, leer revistas que sugieren en qué gastarse el dinero y acudir regularmente a los partidos de tenis de Roland Garros. Opina que estas personas adineradas «no son malas personas, pero sí son enfermos. Viven muy alejados de la realidad del resto de las personas«.

Esta novela también incluye el ámbito del arte y del fútbol, donde según el autor «se ve muy claro que las normas que se imponen son las de los bienes de consumo, tema que reivindica la ideología de Karl Marx, que es la misma, aunque ahora cambien las respuestas«.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...