El escritor español Pérez Zúñiga crea un diccionario porque cree en “las obras, no en géneros”

José María Pérez Zuñiga, escritor español nacido en Madrid en 1973, plasma su creencia en las obras, no en los géneros, en su nuevo libro “Miradas nuevas por agujeros viejos”.

portada miradas nuevas por agujeros viejos zuñiga

Un diccionario que contiene aforismos, relatos, microrrelatos, poesía y ensayos breves; y cuya particularidad reside precisamente en la mezcolanza y variedad de obras.

Según una entrevista realizada por la Agencia EFE, Pérez Zúñiga ha asegurado que todas las “piezas narrativas” que integra en su diccionario editado por Páginas de espuma “viajan también por la novela policíaca, fantástica, filosófica o erótica”.

Zúñiga, columnista y colaborador habitual en prensa, ha publicado numerosas obras en su trayectoria profesional: Grismalrisk, El juego de los espejos, Rompecabezas, Lo que tú piensas, El círculo, Breviario… Ahora vuelve al escenario literario con una idea clara, la de hacer un diccionario “más bien al revés” ya que “los propios textos han ido creciendo y luego reduciéndose hasta crear un resultado concreto”, y “por eso cada una de las entradas del libro representa un aspecto parcial y personal del mundo; no es un diccionario que aspire totalidad, sino una obra literaria que revela su propio mundo”.

El autor ve su nuevo libro como un diccionario que uno puede llevar siempre de compañero en el bolsillo, como si se tratara de una caja de píldoras que te invita a pensar, reír, sufrir, sentir alegría, dolor o esperanza; e incluso, tal y como mencionaba el escritor, para “emborracharse de literatura” gracias a sus páginas. Las sensaciones descritas llaman a una forma natural y ligera de experimentar todo tipo de emociones.

Para Pérez Zúñiga, los diccionarios son libros que “ayudan a ordenar la realidad, y el lenguaje es el nexo con la realidad, lo que permite explicar las cosas; no existe el pensamiento sin lenguaje, así que hablar, escribir, leer…es nuestra manera natural de estar en el mundo”. En definitiva, la palabra se convierte en el mejor instrumento para entender lo que nos dice el entorno que nos rodea, es parte esencial de nuestra vida ya sea en su forma oral o escrita. “Los diccionarios aportan certezas, pero también generan dudas; y nos pasamos la vida tratando de aclararlas; y eso es lo que intenta este libro”.

Miradas nuevas por agujeros viejos” se convierte en un título extraído de un aforismo de Lichtenberg del cual explicaba en la entrevista lo siguiente: “Los ojos son agujeros por los que nos penetra la realidad y por los que, al mismo tiempo, aprehendemos de la realidad; pero nunca podemos mirarnos a nosotros mismos, ni siquiera cuando nos contemplamos en un espejo desde donde nos mira nuestro doble, o nuestro revés”. Y añadía al respecto: “La gracia de ser una persona es precisamente que vemos gracias a los demás; me gusta mirarme a través de las personas, especialmente a través de mi familia, de mis amigos, de la gente a la que quiero”.

Uno de los temas que cobra especial interés es el de la familia. Zúñiga establece un símil entre el funcionamiento interno de esta institución con lo que sucede en el mundo a gran escala, es decir, los comportamientos familiares pueden servir para ejemplificar las relaciones entre países. En su caso, recoge una familia “un poco gamberra”, dado que no todas pueden ser ejemplares y en ellas encontramos la perfecta reproducción de lo mejor y lo peor del ser humano.

La crítica ha destacado en repetidas ocasiones su ambición y originalidad. Aspectos que pueden palparse en sus respuestas y que hacen de su diccionario una obra destinada a disfrutar y, sobre todo, a reflexionar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...