El legado de Blasco Ibáñez sigue creciendo

La Fundación Blasco Ibáñez ha recibido un donativo de la nieta del escritor: más de 1000 fotografías y cartas personales del autor.

El legado de Blasco Ibáñez sigue creciendo

El pasado 8 de enero, la Fundación Blasco Ibáñez recibió un valioso donativo de Gloria Llorca, nieta del escritor valenciano y acérrimo republicano, que da nombre a la asociación. Más de mil fotografías personales y cartas que compartió con su familia, han ampliado el legado que custodiaba la fundación en su Museo de la playa de Malvarrosa en Valencia, ubicado en lo que antes era el chalet donde Vicente Blasco Ibáñez (1867-1928) pasaba largas temporadas en verano.

Estas sesenta cajas con el material del novelista, forman parte de su legado “más íntimo”, y tras el convenio alcanzado con el Ayuntamiento de Valencia, se exhibirán junto a libros y otros objetos personales del escritor, en la Casa-Museo, que fue inaugurada en el verano de 1997 con el propósito de difundir la historia y la vida de Blasco Ibáñez.

El secretario de la Fundación, Ángel Sánchez ha resaltado el gran valor de estos nuevos fondos, que ahora quedan a la espera de ser catalogados por técnicos municipales para su futura exposición, y que en opinión del secretario “completará” el legado que ya engloba el museo y que está a disposición de todo aquel que deseé consultarlo.

Según ha explicado el representante de la asociación, el donativo consta de la “biografía en imágenes” del autor de Sangre y Arena (1908). Más de mil fotografías de su infancia, su boda, sus hijos, su estancia en la casa de la playa y actividades de su vida diaria aparecen recogidas en este interesante material que ha donado su nieta.

La otra estrella del legado es la colección de correspondencia que cruza con su familia, desde las primeras cartas con su novia y que luego fue su mujer, hasta la última carta que escribe un mes antes de morir en la que no era consciente de que iba a fallecer y exponía los proyectos que tiene en marcha“, comentaba Sánchez.

Después de varios años de discrepancias y desacuerdos acerca de la titularidad del legado de Blasco Ibáñez, el Ayuntamiento de Valencia y la Fundación dejaron que fueran los tribunales los que dictaminaran una solución, y por fin el pasado mes de diciembre, ambas partes firmaron un acuerdo que ha permitido que los fondos continúen juntos en Valencia, tras haberse planteado incluso la posibilidad de trasladarlos a Madrid.

Este acuerdo es la solución lógica de un proyecto que todo el mundo tenía en mente, que el Ayuntamiento de Valencia y la Fundación trabajasen conjuntamente en la recuperación de la figura y la memoria de Blasco Ibáñez“, ha asegurado el secretario.

Vía: EFE

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...