El Ratoncito Pérez: el cuento que se hizo realidad

La tragedia de que se te caiga un diente de leche y deje un vacío entre tu dentadura ha pasado desapercibida por todos los niños desde que Luis Coloma creara la figura del Ratoncito Pérez. Desde entonces, los más pequeños han visto este acontecimiento más bien como una celebración fortuita que como un inconveniente. Cuidan y adoran su diente perdido como una moneda de oro, lo incuban bajo el calor de sus almohadas al llegar la noche y esperan a que un fantasioso ratón se cuele por su cama para llevarse el diente y dejarles un regalo a cambio. Y desde entonces la recompensa también ha ido cambiando: desde bolsas de chucherías, dinero, paquetes de cromos o cualquier otra cosa capaz de ilusionar al niño, que embargado por la alegría del regalo, es incapaz de concebir la absurda realidad del acto. Hasta tal punto, que el Ratoncito Pérez se ha convertido en el segundo momento más esperado del año (después de los Reyes Magos) para todos esos niños que creen en la magia de estos personajes.
Ratoncito Pérez

El Ratoncito Pérez es ya una tradición universal.

Y ello se debe exclusivamente a la imaginación de Luis Coloma. Hoy, día 9 de enero de 2012, se cumplen 161 años desde el nacimiento de este escritor, periodista y jesuita español, especialmente conocido por su labor como autor de literatura infantil. Nacido en Jerez de la Frontera en 1851, se licenció en Derecho, pero mantuvo siempre su vocación por las letras y la literatura. Ya desde joven colaboró en publicaciones como El Tiempo, un periódico político vespertino de Madrid. Fue a través de la prensa donde dejó claramente plasmado su apoyo a la restauración de los Borbones y su posición contraria a la revolución de 1868. De hecho, fue precisamente al Rey Alfonso XIII a quien tuvo el honor de dirigir su obra más famosa: el Ratoncito Pérez.

A finales del siglo XIX, desde la Corte Real, se le pidió a Coloma que escribiera un cuento para el pequeño Alfonso XIII, a quien con tan solo ocho años acababa de caérsele un diente. A Coloma se le ocurrió la historia que tan bien conocemos sobre el Ratoncito Pérez, protagonizada en su historia por el rey Bubi (así era como la reina llamaba a su hijo en aquel entonces), y que gustó tanto y triunfó que desde entonces la historia se ha repetido en todos los hogares donde habita un niño. El cuento convertido en realidad. Ahora es una tradición arraigada en España y en Latinoamérica, y el simpático ratón es ya uno de los personajes más populares infantiles capaz de generar ilusiones en los niños. Su fama se ha mantenido hasta nuestros días, llegando incluso a protagonizar la película ‘Pérez, el ratoncito de tus sueños‘ en el 2006.

La tradición se ha extendido a otros países lejanos convirtiéndose en una costumbre casi universal y adoptando diferentes formas en distintas culturas. Así, en México y Chile se le llama «el Ratón de los Dientes» y en Argentina, Venezuela, Uruguay y Colombia simplemente «El Ratón Pérez». En Francia se le llama «Ratoncito» (la petite souris), en Italia se le conoce como «Topolino», «Topino» (Ratoncito) o «Fatina» (Hadita) y en los países anglosajones este papel lo encarna el «Hada de los dientes» (Tooth Fairy). En Cataluña, la misión de recoger los dientes es encomedanda a «l’Angelet» (el Angelito), en el País Vasco -sobre todo Vizcaya-, se encarga a «Maritxu teilatukoa» (Mari la del tejado) y en Cantabria es «L´Esquilu de los dientis» (La Ardilla de los dientes). Asimismo, en algunos lugares es tradición tirar los dientes de los niños a los tejados de las casas.

Por supuesto que Luis Coloma es además autor de numerosos cuentos cortos y biografías, pero el Ratoncito fue sin duda su obra maestra. Es una pena que para nosotros, los adultos, la pérdida de un diente se convierta en tragedia, en dolor, y en un gasto económico a través del dentista. Estaría bien que la imaginación de otro gran escritor nos hiciera concebir esa idea como algo más maravilloso. Después de todo, perder un diente no es algo tan dramático.

Foto: Jlordovas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...