Escenas de una vida, de J. M. Coetzee

Que mejor manera hay de realizar una novela que contar de manera narrativa la historia de uno mismo. Ya que la vida es una auténtica novela de humor, de ciencia ficción, de fantasía, de reflexión, autoayuda….

portada escena de una vida

En este panorama de vida narrativa, el escritor sudafricano, John Maxwell Coetzee, recoge todos sus volúmenes pertenecientes a su vida y que anteriormente publicó en distintas obras. Infancia, Juventud y Verano, la magnífica trilogía de memorias noveladas del premio Nobel de Literatura sudafricano, en un solo volumen.

El laureado escritor, ahora nacionalizado australiano, resume y repasa todas las etapas de su vida. Su infancia a comienzo de los años cincuenta, a través de la novela Infancia. Su juventud, esa etapa de búsqueda personal, donde realiza un severo autorretrato de su vida y comportamiento y donde se busca a sí mismo, en la novela Juventud. Y una crítica de su vida desvelando debates morales, existenciales y su imperiosa necesidad de escribir, que queda recogida en su obre, Verano.

En cuanto al autor, se trata del genial escritor nacido en Sudáfrica hacia 1940, Coetzee, y ganador de un sinfín de premios como: Premio Booker en 1983 y 1999 por Vida y época de Michael K y Desgracia, respectivamente. El Premio Jerusalem por la Libertad del Individuo en la Sociedad en 1987, ganador tres veces del premio de la CNA (Central News Agency Literary Award) por sus siglas en inglés. El premio francés Prix Femina, el premio de mejor escrito de la Commonwealth también el premio del tabloide The Iris Time en 1985 y como colofón de su magnífica carrera, el permio nobel de literatura en el 2003.

El escritor huye de cualquier tipo de imagen pública o publicidad, por lo tanto sus obras y en especial, la que tratamos, es de una individualidad extraordinaria, con lo que se puede sentir de primera mano todos sus recuerdos y pensamientos, por lo que la empatía es fácil de conseguir por parte del lector.

Como dice el crítico, José María Guelbenzu, “Léanlo como quieran ustedes, como cierto o como no cierto, pero léanlo; por su extrema inteligencia, por el derroche de talento, por su capacidad de convicción y por abrir nuevos caminos a la escritura narrativa. Por aquí sí se cuece el futuro de la novela”.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...