Fallece Edward Albee, el dramaturgo que temía a Virginia Woolf

El escritor norteamericano, ganador en tres ocasiones del Premio Pulitzer por títulos como ‘Un equilibrio delicado’ o ‘Seascape’, murió el pasado 17 de septiembre a los 88 años.

fallece

Cuatro grandes autores teatrales marcan la dramaturgia norteamericana del siglo XX. El primero es Eugene O’Neill, creador de un realismo trágico en obras como ‘Deseo bajo los olmos’ o ‘A Electra le sienta bien el luto’. Tras él, llegaron Tennessee Williams, retratista de la sociedad del profundo Sur en ‘Un tranvía llamado deseo’ o ‘La gata sobre el tejado de zinc’, y Arthur Miller, con su crítica social de ‘Muerte de un viajante’, ‘Las brujas de Salem’ o ‘Panorama desde el puente’.

Y el cuarto, más joven que los anteriores, es Edward Albee, quien murió el pasado 17 de septiembre a los 88 años de edad en su casa de Long Island. El luctuoso suceso fue anunciado por su asistente personal, Jakob Holder, al diario ‘The New York Times’.

Nacido en Washington el 12 de marzo de 1928, Albee intentó dedicarse a la poesía y la narrativa antes que al teatro. Sin embargo, sería en éste último género donde obtendría sus grandes éxitos. En sus inicios, escribió dramas que trataban de adaptar a la escena norteamericana el llamado teatro del absurdo que por entonces desarrollaban en Europa Samuel Beckett y Eugene Ionesco. Así se aprecia en ‘El cuento del zoo’, a la cual siguieron ‘La muerte de Bessie Smith’ y ‘La caja de arena’, donde ya resalta la violencia expresiva propia de este dramaturgo. La que podríamos calificar como su primera etapa culmina en ‘El sueño americano’, donde presenta -como su propio título hace pensar- una crítica al estilo de vida estadounidense.

No obstante, su gran éxito fue ‘¿Quién teme a Virginia Woolf?’, estrenada en 1962 y que se mantuvo 15 meses en la cartelera de Broadway. Es la historia de un matrimonio de profesores que disfruta torturándose y cuatro años más tarde sería llevada al cine por Mike Nichols con interpretaciones de otra pareja autodestructiva: Elizabeth Taylor y Richard Burton, en una película que obtuvo nada menos que 5 premios Óscars.

Sin embargo y hablando de galardones, Edward Albee obtuvo 3 Pulitzer de teatro y ninguno fue por esta obra. El primero fue concedido a ‘Un equilibrio delicado’, nuevo tratamiento de la problemática matrimonial que también sería convertido en película, esta vez por Tony Richardson y con protagonismo de Katharine Hepburn y Paul Scofield. El segundo lo recibió gracias a ‘Seascape’ y, finalmente, el tercero por ‘Tres mujeres altas’, ésta última compleja y simbólica. Y es que la complejidad es uno de los rasgos definitorios del teatro de Albee, junto a la mencionada violencia expresiva y lo elaborado de su dramaturgia. Como decíamos, el norteamericano murió el pasado día 17. Descanse en paz.

Vía: ‘El País’.

Foto: «Kellywritershouse» en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...