García Márquez padece demencia senil

Así lo comunicaba su hermano Jaime García. Esta información confirma los rumores que surgieron en el mes de junio cuando Plinio Apuleyo Mendoza, gran amigo del escritor, afirmó en una entrevista que “el estado de salud del Gabo no era el mejor” y que “su memoria no es tan buena como antes”.

Así lo comunicaba su hermano Jaime García. Esta información confirma los rumores que surgieron en el mes de junio cuando Plinio Apuleyo Mendoza, gran amigo del escritor, afirmó en una entrevista que “el estado de salud del Gabo no era el mejor” y que “su memoria no es tan buena como antes”.

Gabriel García Márquez

Según comentaba su hermano en un encuentro con los expedicionarios de la Ruta Quetzal BBVA, se le “apaga la chispa” a los 85 años de edad.

Jaime García Márquez señaló que su hermano ya empezó a presentar síntomas de demencia senil en 1999, cuándo tuvo un cáncer linfático que estuvo cerca de costarle la vida y le obligó a recibir tratamiento de quimioterapia. Este tratamiento ayudó a acelerar el proceso de la enfermedad mental. “Aunque todavía conserva el humor, la alegría y el entusiasmo que siempre ha tenido”, destacaba su hermano.

El autor de obras como “Memorias de mis putas tristes” se ve en el borde final de su vida y tendrá que luchar contra una enfermedad mental que le está haciendo perder todos sus recuerdos.

Lo que él tiene son algunos conflictos de la memoria; en la familia todos sufrimos demencia senil, yo ya también comienzo a tener algunos problemitas y por lo tanto él ya tiene los estragos”, señalaba Jaime en una conferencia en el balneario colombiano de Cartagena.

El hermano del escritor quiso repasar la niñez y adolescencia de “Gabito” y destacó que “las circunstancias de la vida siempre fueron su caldo de cultivo”. “Toda su vida ha estado dirigida a la consecución de sus metas”, aseguraba. También habló sobre su personalidad, calificándola de “peculiar”. “Siempre ha sido disciplinado y perfeccionista”, decía respecto a las cualidades que tenía si hermano que le llevaron a la “genialidad”.

Por último, rememoró cuando Gabriel se fue a vivir a Cartagena con 21 años para estudiar derecho. “Al llegar a la pensión tenía que dejar un anticipo, que no tenía, y no tuvo mas remedio que irse al parque a dormir. Él siempre exageró un poco esa anécdota”, concluía Jaime García.

Imagen: Eadonias en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...