Harper Lee anuncia una segunda parte de ‘Matar un ruiseñor’

Se publicará el próximo verano con el título ‘Go, set a watchman’ y en ella veremos a una Scout Finch ya adulta.

matar un ruisenor

Hay noticias en el mundo de la Literatura que, por su importancia, son dignas de abrir cualquier informativo. Y sin duda la que hemos conocido ayer lo es, no sólo por su valor, sino también por lo sorprendente: la norteamericana Harper Lee ha anunciado que publicará una segunda parte de su magistral novela ‘Matar un ruiseñor’ el próximo verano. Su título será ‘Go, set a watchman’ y de la edición se encargará Harper Collins, que sacará una tirada inicial de dos millones de ejemplares.

La noticia ha sorprendido a todos por varios motivos. Al margen de que Harper Lee (Monroeville, Alabama, 1926) tiene ya una edad provecta, lo más singular del caso es que, hasta ahora, pertenecía a ese extraño y selecto club de autores que publicaron una sola obra literaria y lograron un clamoroso éxito para luego desaparecer (Jerome David Salinger con ‘El guardían entre el centeno’ sería otro).

Y es que ‘Matar un ruiseñor’ obtuvo el Premio Pulitzer en 1961, al años siguiente de su aparición, y, desde entonces, ha vendido treinta millones de ejemplares. Ambientada en Maycomb -trasunto del Monroeville natal de la autora- hacía los años treinta del pasado siglo, la novela es narrada por Scout Finch, una niña que vive con su hermano Jem y Atticus, su padre. Éste trabaja como abogado y acepta defender a Tom Robinson, un hombre negro al que acusan de violar a una mujer blanca pero es inocente. La obra contiene, por tanto, un bello mensaje antirracista y de convivencia, además de ser un canto a la vida a través de la figura de Scout.

Por ello, todavía hoy se lee en los colegios de Estados Unidos. Sin embargo, tras logar este enorme éxito, Harper Lee se recluyó en Monroeville y silenció su pluma. Lo que muy pocos sabían hasta ahora es que, antes de ‘Matar un ruiseñor’, había escrito otra novela: ‘Go, set a watchman’, que ahora va a ser publicada y cuya peripecia es curiosa.

Porque narra la historia de la propia Scout adulta y fue escrita antes que su magistral obra. Al ser presentada a la editorial, ésta, viendo las pasajes en que la protagonista recordaba su infancia, animó a Lee a escribir sobre la niñez de Scout y así nació ‘Matar un ruiseñor’. En cuanto a ‘Go, set a watchman’ (aún no hay título en castellano), quedó arrinconada en un cajón.

De hecho, la propia autora, que ahora vive en un geriátrico, ha dicho que se alegró enormemente cuando supo que no se había perdido. Fue su abogada y amiga Tonja Carter quién halló el manuscrito, de 304 páginas, y convenció a Lee para publicarlo. También ella ha negociado las condiciones de la edición con Harper Collins. Porque la escritora de Monroeville, fiel a su trayectoria, sigue sin conceder entrevistas ni dejarse ver en público. En cualquier caso, ‘Go, set a watchman’, que llegará a las librerías tal como está (sin revisar), será indudablemente el mayor acontecimiento editorial del año.

Vía: RTVE.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...