‘La excavación de Augusto Roa Bastos’

Augusto Roa Bastos en su cuento ‘La excavación’ lleva a la ficción el problema de la precariedad de la vida carcelaria en Paraguay, las guerras intestinas y el conflicto con Bolivia en la trayectoria de vida de Perucho Rodi, participante en la guerra del Chaco y la guerra civil paraguaya quien muere en el segundo túnel que excava.

Augusto Roa Bastos (1917-2005) escritor paraguayo, nos ofrece un cuento de guerra, político y de fracaso de un reo, Perucho Rodi, en su relato La excavación. Este personaje es un sobreviviente paraguayo de la guerra del Chaco entre Paraguay y Bolivia, excava un túnel en una celda, pero muere sepultado por un deslizamiento de tierra, mientras recuerda que en la guerra mató 89 bolivianos y se da cuenta que nunca volverá a ser libre. Luego sus compañeros caen en una trampa mortal de los guardianes.

Augusto Roa Bastos

Augusto Roa Bastos

El túnel que excavó Perucho Rodi, sirvió de pretexto a la penitenciaría para desinformar a la opinión pública diciendo que los presos aniquilados habían escapado por ahí, la prensa se traga el embuste y no considera las manchas de sangre en la calle, donde murieron los reclusos. Este es un relato desencantado, reflejo de una condición de vida infrahumana, donde los presos están entre el hedor de sus excrecencias hacinados sin posibilidad de escapar, su única salida del tormento es la muerte violenta.

La celda: La prisión llamada Valle-i o celda 4 se vuelve a colmar después de la matanza de los reos prófugos, cumple un ciclo funesto. En ella los reclusos viven como en un hormiguero, pero solo Rodi es el apasionado con la idea del túnel. Están dejando de orinar en un barril para usarlo de pala y el hedor los tiene enfermos. La celda se comunica a la ribera de un río a su espalda, pero nunca se termina por la caída de la tierra sobre el excavador Perucho, quien muere asfixiado recordando la guerra.

La pestilencia, el hacinamiento y la porquería en el escenario de esta celda parecen tomados de algún círculo del infierno de la Divina Comedia de Dante Alighieri. Los reos están cosificados, ya no sienten la vitalidad de la vida, toda su esperanza es el túnel para escapar a la libertad. La celda marca la historia de un fracaso y una celada a los presos, con la implantación de la versión oficial del gobierno, la condena a los presos como amotinados y la tergiversación de la verdad ante la opinión pública.


La celda es el micro cosmos de los perdedores, los que ya no pertenecen al bando de la normalidad o del deber ser, los presos son los indeseables de la sociedad, los que constituyen el problema de la sociedad, no su solución. En un estado totalitario los presos son eliminados, ya que no hay supervisión del respeto de los derechos humanos. Se les extermina solo por ensayar un castigo, es como en el cuento La colonia penitenciaria de Franz Kafka, sólo que allí el mal se torna contra su creador, agente del sistema.

El túnel: El paso a través del túnel es una labor muy penosa, tanto como su excavación hecha con el borde afilado de un plato, este túnel representa el paso al más allá porque Perucho ve su vida en flashbacks al acercarse su final. Rodi no puede escapar de su pasado, le atormenta haber matado tanta gente en la guerra del Chaco, la que se entiende como un conflicto étnico entre blancos y cobrizos por como lo narra Roa Bastos, juzgando a los bolivianos como una raza de castigo por la diferencia de color.

Roa Bastos ilustrado por Ana Santoja

Roa Bastos ilustrado por Ana Santoja

El túnel comunica a Rodi con sus recuerdos, su etapa de soldado en que sirvió al bando oficial antes de estar confinado en la celda. El cuento no ahonda sobre el motivo de su prisión, solo se ve que experimenta la muerte como sanción por haber matado a varias personas  del bando boliviano durante la guerra.  Rodi se da tiempo para arrepentirse porque muere torturado por sus memorias las que lo reflejan cosificado matando a diestra y siniestra a los enemigos.

Cuando Rodi muere siente que su recuerdo del último hombre que mató se convierte en su misma persona, disparándole con un arma. Roa Bastos recurre al tópico de la competencia racial y cultural entre los pueblos sudamericanos cuyo odio se acentúa por la diferencia étnica ya que los paraguayos piensan en los bolivianos como inferiores. Esta rivalidad se conserva en los partidos de futbol entre ambas naciones lo que ha generado una cultura del odio, del desprecio y de la desconfianza mutua.

Las geminaciones del relato: las duplicaciones temáticas o geminaciones del cuento lo hacen más oscuro y complicado. Rodi es un paraguayo de cuarenta años que ha vivido dos guerras, la guerra del Chaco cuando era estudiante de ingeniería y la guerra civil, seis meses antes de su muerte. Existen dos túneles  que son el primero para matar a los enemigos bolivianos en el Chaco, y el segundo más precario, el túnel de la prisión que no llega a culminarse, cuando es preso político.

Roa Bastos con Jorge Luis Borges

Roa Bastos con Jorge Luis Borges

Los bloques de muertos son ochenta y nueve personas en ambos casos, en el Chaco de Bolivia los emboscados por Rodi y en la prisión de Paraguay el número de presos políticos incluyendo Rodi. Solo sobreviven unas horas a Rodi, diecisiete presos  políticos, hasta ser aniquilados por la policía con la trampa de la fuga. Este caso refiere al poco respeto a los derechos humanos en Latinoamérica,  por ejemplo Sábato lideró una comisión  para investigar los crímenes de Perón con presos políticos.

Las geminaciones abren y cierran un ciclo de situaciones repetidas en la imagen del túnel, el primero es el escenario de la culpa y el segundo el del castigo. Rodi siente que está predestinado a morir, ha estado en dos guerras sobreviviente y tuvo la impresión de ser aplastado en el primer túnel. Su muerte es accidental, no es premeditada como la de sus compañeros a manos de la policía. El otro ciclo es el del último hombre asesinado, el primero el boliviano y luego Rodi muerto en un túnel por su descuido.

Conclusión: Roa Bastos lleva a la ficción el referente de guerras entre países vecinos y guerras civiles en Latino América, como episodios infructuosos que no traen nada bueno para los participantes del conflicto. De esta forma, Rodi vive dos guerras y muere miserablemente, sin salir de la prisión, mientras sus compañeros son exterminados por oponerse al sistema de gobierno, matados por incómodos sin posibilidad de ver por sus derechos humanos.

Imágenes: Cervantes

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...