“La historia”, de Martín Caparrós

“La Historia” del argentino Martín Caparrós, publicada en Argentina en 1999 y recuperada ahora por la Editorial Anagrama, es un libro de culto, para aquellos a los que no les da miedo enfrentarse a un texto extenso pero cargado de sorpresas. Un compendio estimulante de todo lo que te puedas imaginar.

La Historia de Martín Caparrós

Martín Caparrós es un conocido, y reconocido, periodista y escritor argentino, autor de un gran número de novelas, ensayos y crónicas. Tiene ahora 60 años, pues nació en Buenos Aires en 1957. En su juventud tuvo que abandonar su país y se exilió a Europa, viviendo primero en París y luego en Madrid y Nueva York. Con el retorno de la democracia a Argentina (1983), regresa a su ciudad natal.

La Editorial Anagrama ha publicado en mayo de este año “La Historia”. Ya era tiempo de recuperar con todos los honores esta novela desmesurada, por mastodóntica y deslumbrante, que el paso del tiempo ha convertido en una auténtica obra de culto, publicada por primera vez en Argentina en 1999 y que su autor tardó en escribir casi toda la década de los 90.

Según el propio Martín Caparrós: “La Historia es un disparate y es, al mismo tiempo, mi libro que más me importa: de algún modo, mi único libro”. En ella, si se le puede llamar novela, cuenta como un desconocido historiador argentino descubre, en una biblioteca francesa, un misterioso libro que acaso contenga el mito fundacional de su país. El historiador decide dedicar su vida a estudiar y anotar ese texto, que lo cuenta todo sobre una civilización apenas conocida, y permite adivinar las huellas borradas de una desaparecida civilización precolombina que el estudioso sitúa en su país natal, pero cuya influencia puede rastrearse en el pensamiento de la Ilustración y en las revoluciones modernas.

La Historia, y las prolijas y extensas notas de su exegeta, presentan con detalle la vida de esa civilización imaginaria: sus códigos morales, sus costumbres sexuales, su gastronomía, sus ritos mortuorios, su comercio, sus formas de guerra, su literatura, su arquitectura, sus amores, sus enfermedades, su industria, su teología, sus intrigas cortesanas, su final…

Construido todo ello a base de digresiones. “Está lleno de sandeces -dice-, volví a leerlo para esta edición y me pareció lo más raro que había leído en los últimos años. En todo caso, creo que en la confusión de los géneros es donde hay algo que vale la pena”. Y es que La Historia constituye un estimulante desafío para el lector, una novela monumental que funciona como un espejo que nos devuelve, deformada, nuestra época, sus prejuicios y verdades adquiridas, sus falsos oropeles y sus justas glorias.

Esta obra de Caparrós, más que novela, más que historia, es una enciclopedia de la lectura que puede ser considerada un monumento novelesco, un compendio del saber moderno, un crisol de citas falsas (¿o verdaderas?, porque todo es susceptible de ponerse en duda) de Voltaire, Kyriakov, Sarmiento, Quevedo, Nietzsche o Bakunin.

El resultado es un , que podría haber soñado Borges: mil páginas enloquecidas, laberínticas y necesarias, que marcan un hito en la literatura latinoamericana.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...