Llegan a España las dos primeras novelas de Murakami

‘Escucha la canción del viento’ y ‘Pinball 1973’ tan sólo habían sido publicadas hasta ahora en Japón por expreso deseo del autor.

murakami

Todo aquel que desee convertirse en escritor, debe poseer talento pero, además, estar dispuesto a esforzarse y a superar fracasos. Porque lo más normal es que sus primeras obras sean ensayos que le permiten foguearse y crear un estilo propio pero difícilmente estará orgulloso de ellas. De hecho, los grandes autores suelen guardar sus óperas primas en un cajón y nunca permiten que sean publicadas o, al menos, esperan a ser unánimemente admirados para hacerlo.

Eso es justamente lo que acaba de ocurrir con el japonés Haruki Murakami, quien ha dado luz verde a la publicación internacional de sus dos primeras novelas, ‘Escucha la canción del viento’ y ‘Pinball 1973’, tras muchos años de hacerse de rogar. La razón era precisamente la que antes señalábamos: consideraba que eran textos de aprendizaje y, por tanto, carentes de la calidad necesaria para que vieran la luz.

No en balde, desde que fueron escritas, allá por la década de los setenta, Murakami se ha convertido en una de las grandes figuras de la literatura actual y, por ello, debe cuidar su reputación. De hecho, un año más era favorito para el Nobel que finalmente se llevó la bielorrusa Svetlana Aleksiévich. En estos años, Murakami nos ha dado novelas magníficas como ‘Tokio blues’, su primer gran éxito internacional y que retrata el conflictivo mundo universitario del Japón de los años sesenta; ‘Kafka en la orilla’, historia de dos vidas aparentemente lejanas pero destinadas a confluir; la monumental ‘1Q84’, recreación orwelliana de la sociedad actual, y ‘Los años de peregrinación del chico sin color’, sobre un adulto que decide aclarar un doloroso episodio de su adolescencia.

En cuanto a sus dos primeras obras, ‘Escucha la canción del viento’ narra las vacaciones de un joven en la ciudad donde nació y, más que una novela, es una sucesión de anécdotas que le ocurren al protagonista; por su parte, ‘Pinball 1973’, más sólida desde el punto de vista narrativo, sigue a los mismos personajes de la anterior pero tres años más tarde: el principal vive en Tokio junto a dos gemelas mientras su amigo «el Rata» observa la vida desde la barra de un bar.

Aunque -como decíamos- son obras primerizas, se aprecian en ellas algunos de los rasgos que han convertido a Murakami en figura de las letras: su lirismo y combinación de realidad y fantasía, la influencia de la cultura occidental y temas como la soledad y el amor. En definitiva, nos son las mejores novelas del nipón pero tienen interés y permiten ver cómo fueron sus inicios en el mundo de la Literatura.

Vía: ‘Kappa Bunko’.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...