Lo nuevo de Vargas Llosa ya está en las librerías

‘Los cuentos de la peste’ es una pieza teatral inspirada en el ‘Decameron’ de Giovanni Boccaccio, uno de los fundadores de la Literatura Italiana.

vargas

El hispano-peruano Mario Vargas Llosa (Arequipa, 1936) es, además de un magnífico escritor, el único Premio Nobel de Literatura vivo con que contamos en nuestras letras. Por ello, cada vez que publica un nuevo libro, se convierte en noticia destacada. Y eso es lo que acaba de suceder, pues el pasado día 22 de enero ha llegado a las librerías su hasta ahora última obra. En esta ocasión se trata de una pieza dramática titulada ‘Los cuentos de la peste’.

Y viene con un valor añadido: a partir del día 28 se pondrá sobre el escenario del Teatro Español con la participación como actor del propio Vargas Llosa en el papel del duque Ugolino, según él mismo reconoce, “el más exigente hasta ahora”.

Porque es la cuarta vez que el autor de ‘La ciudad y los perros’ se sube a escena para interpretar a un personaje. Lo hizo en ‘La verdad de las mentiras’, adaptación de un ensayo literario escrito por él mismo; en ‘Odiseo y Penélope’, también obra suya, y en una versión de ‘Las mil y una noches’. Pero, indudablemente, Vargas Llosa no debe ser comentado como actor sino como uno de los grandes escritores en castellano vivos, que nos ha dado novelas tan extraordinarias como ‘La casa verde’, ‘Conversación en La Catedral’, ‘La fiesta del Chivo’ o ‘Lituma en los Andes’ y piezas teatrales como ‘La señorita de Tacna’, ‘La Chunga’ o ‘El loco de los balcones’.

Respecto a ‘Los cuentos de la peste’, es una obra dramática inspirada en el ‘Decamerón’ de Boccaccio, conjunto de relatos breves que constituye uno de los libros clave del primer Renacimiento. En él, un grupo de jóvenes se refugian en una casa a las afueras de Florencia huyendo de la peste que asola la ciudad (de ahí el título de Vargas Llosa) y, para entretener su ocio, se narran cuentos.

Y es justamente en esta suerte de introducción novelada a los relatos en la que se basó el peruano para su drama. Según él, le admira la figura de Boccaccio, un hombre que vivió, a causa de esa epidemia, un momento crítico en el cual parecia ir a acabarse el mundo y -como siempre ocurre en estos casos- por ello se eliminaron todas las barreras morales. Y un escritor que, pese a su cultura, supo reconvertirse en cuentista popular.

Así, ‘Los cuentos de la peste’ son un homenaje al italiano pero, bien mirado, también pueden entenderse como una obra que se vale de lo histórico para criticar al presente: como entonces, un momento de crisis ha roto los límites éticos y parece que vale todo para conseguir riqueza y poder. Vargas no lo confiesa pero, quizá sea esa su intención última.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...