Los misteriosos colaboradores de William Shakespeare

Un estudio realizado por 23 expertos en el autor británico concluye que 17 de sus 44 obras teatrales fueron escritas con ayuda de otros dramaturgos.

marlowe

Ya hemos escrito en este blog más de una vez sobre los misterios que rodean todavía hoy la vida de William Shakespeare. Las etapas oscuras de su biografía e incluso la autoría misma de sus obras han generado mil y una tesis diferentes. Hasta se han señalado nombres como verdaderos creadores de las tragedias que se le atribuyen tales como Francis Bacon, el aristócrata Edward de Vere o el dramaturgo Christopher Marlowe.

Precisamente con éste último guarda relación la noticia que acaba de aparecer. Sabíamos que un grupo internacional de expertos se hallaba investigando la cuestión de la autoría de las obras shakespearianas pero ahora ese equipo, comandado nada menos que por la Universidad de Oxford, ha publicado algunas conclusiones.

Y éstas a buen segura van a levantar mucha polémica. Porque, para empezar, afirman sin lugar a la duda que el citado Marlowe coescribió junto a Shakespeare las tres partes del ‘Enrique VI’. Incluso en la nueva edición de la obra que acaba de publicar la mencionada institución universitaria aparecen ambos como coautores.

Pero estos 23 expertos han ido aún más lejos pues han visto la mano de otros escritores en 17 de las 44 piezas teatrales que se atribuyen al llamado “Bardo de Stratford-upon-Avon”. Para llegar a semejantes conclusiones han utilizado tanto los métodos habituales de investigación como –he aquí la novedad- las más modernas técnicas digitales para el análisis de textos.

Ya hace 30 años, otro estudio concluía que 8 de las obras shakespearianas habían sido coescritas pero esta nueva investigación llega hasta –como decíamos- las 17. Y, si aquella levantó enorme polvareda, cabe imaginar que ésta tendrá aún mayor efecto polémico entre los expertos en Shakespeare.

Se da la circunstancia de que, entre las muchas teorías existentes sobre la redacción de las obras del Bardo, una señalaba que Christopher Marlowe (Canterbury, 1564-1593), conocido dramaturgo en aquel tiempo, habría fingido su propia muerte para continuar escribiendo bajo el nombre de William Shakespeare. Quizá ahora esté más cerca de la realidad.

Vía: ‘El País’.

Foto: Wikimedia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...