Manuel Rivas reconoce que el mejor premio que puede recibir es ver su libro en manos de la gente

Manuel Rivas es uno de los candidatos a ganar el Premio Mandrache de Cartagena este año.

Premio Mandrache 2013

Manuel Rivas, novelista gallego aspirante al Premio Mandarache de Cartagena, ha dicho que no imagina “mejor premio” que el de ver su libro “en manos de gente de todas las edades”, ya que opina que los libros deben ser “inmigrantes” y pertenecer a la gente para llegar a ser “seres vivos”.

Bajo esta premisa, el escritor ha comentado a la prensa que “el libro tiene dos vidas, cuando se escribe y cuando emigra y pasa a posarse en los lectores”, porque “cada persona hace propio el libro, le da su interpretación, y eso es lo más interesante de un libro, que la historia tenga una segunda vida cuando el lector incorpora su propia imaginación”.

Manuel Rivas ha sido el primero de los candidatos al galardón del Ayuntamiento de Cartagena en visitar la ciudad y se ha reunido con los ciudadanos y con 600 alumnos del instituto para hablar de su novela Todo es silencio.

Según Rivas, “lo importante en la cultura no es competir, no es una carrera de caballos”, pero ha mostrado su entusiasmo ante la iniciativa de los Premios Mandarache, un certamen que se inició en 2004 como un proyecto de formación de lectores y del fomento de la lectura, especialmente para los más jóvenes. Desde entonces, más de 18.000 cartageneros de entre 15 y 30 años han leído y compartido su visión sobre las obras finalistas y han votado por sus favoritas.

El nivel de participación y el carácter abierto y la naturalidad” del proyecto lo distinguen de otras iniciativas para fomentar la lectura, como el hecho de que, a pesar de centrarse en el ámbito educativo, no conlleva “un elemento de presión”, lo que provoca que la relación con la lectura sea “de felicidad”, explicó el autor.

Bajo su punto de vista, el encuentro con los libros no debe ser sólo una manera de pasar el rato, sino también debe conllevar la búsqueda del conocimiento, por lo que este tipo de proyectos pueden servir como “llave” para transmitir esa idea a los más jóvenes. Por ello, ha calificado al Premio Mandarache como una iniciativa “exportable y ejemplar”.

Sobre la adaptación de su obra a la gran pantalla por José Luis Cuerda, el escritor ha indicado que le resulta “fascinante” el proceso de adaptación, y ha subrayado que detrás de toda película hay siempre “una semilla literaria” y una historia que contar.

Ante la pregunta de si habrá segunda parte de su historia, ha comentado que aún no lo ha decidido: “No soy un escritor que se programa, tengo muchas ideas, o pájaros en la cabeza, pero luego cuando me pongo a escribir, me voy por donde menos pensaba”.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...