Martín Casariego, de las novelas de amor a las de amistad con su nuevo libro: “Un amigo así”

Martín Casariego publica nueva novela, “Un amigo así”. Para escribirla ha utilizado un recurso de nuestra vida cotidiana y por el que siente nostalgia, el periódico: “Pensar que el periódico de papel puede tener los días contados me inspiraron en convertir al protagonista en un arruinado propietario de imprenta, para quien un periódico representa un valioso objeto”.

portada un amigo asi

El periódico que lleva consigo el protagonista, José, en su ascenso al Mont Blanc es la excusa perfecta para no tratar los secretos que le separan de su acompañante y amigo, Lucas, con el que queda atrapado en el trayecto a la cima soportando pésimas situaciones meteorológicas.

Mientras que Lucas es espontáneo y amante del presente, José, es un padre generoso e ingenuo. Pero aún siendo tan dispares, los dos tienen una afición en común: el alpinismo. Llevan 25 años practicándolo juntos, y al cumplir los dos el medio siglo de edad, deciden escalar el Mont Blanc para festejar, festejo que acaba trayendo la muerte a José, o eso nos cuenta el narrador al principio de la novela, alguien muy cercano a los amigos pero que no muestra su identidad hasta el final del libro.

El hecho que lleva a Casariego a entremezclar prensa con alpinismo es que ambos evolucionaron de manera paralela desde su inicio en el siglo XVIII, crecieron en el XIX y alcanzaron su máximo apogeo en el siglo XX.

Mientras que el periódico simboliza un “encanto” cotidiano en la obra, el autor, como hemos dicho antes, siente nostalgia por él y confiesa que es imprescindible en su vida: “He crecido con los periódicos impresos y quiero seguir haciéndolo”, el alpinismo juega otro papel simbólico: “además de los conocimientos que he tenido que adquirir sobre ello para escribir el libro, me recuerda a mi abuelo, que decía que el alpinismo no consiste en subir una montaña sino en una construcción mental que nació en el Mont Blanc, el corazón de Europa”.

También, compara el alpinismo con su propia profesión: “es una motivación encontrar dificultades y superarlas” cuenta Martín.

Para los protagonistas del libro, el montañismo es motivación, superación, e incluso una adicción, hecho del que se vale Casariego para analizar las sensaciones y sentimientos en una situación de nostalgia por lo perdido e incertidumbre por el futuro venidero, del que se vale para analizar la amistad verdadera en situaciones de vida o muerte.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...