Muere el escritor argentino Héctor Tizón con 82 años

Ha fallecido el autor argentino Héctor Tizón a sus 82 años de edad dejando un legado de más de veinte novelas en su época de exilio a España. Ha muerto en su ciudad de origen rodeado de los suyos.

Nacido en Argentina, el famoso escritor Héctor Tizón, murió el día 30 de julio tras haber tenido una vida muy ajetreada, ya que fue escritor, periodista, abogado y diplomático argentino. Ya desde bien pequeño, empezó a publicar sus primeros cuentos infantiles y dejando ver así una de sus pasiones, la literatura. Nació en Yala, en la provincia de Jujuy, en Argentina y allí fue donde murió.

hector tizon

'La casa y el viento' de Héctor Tizón.

En 1976 se exilió en España, donde trabajó en editoriales, diarios y revistas, pero fue una época dura para él en la que lo pasó muy mal y acudió incluso a un psicólogo. En este período escribió ‘La casa y el viento’, “fruto de un acto de desesperación” y “el último intento de no enmudecer para siempre”. Nos dejó más de 20 novelas publicadas en su mayoría por Alfaguara.

Aunque en todos sus años, siempre volvía a Yala ya que era su tierra natal y le encantaba, su primer libro, ‘A un costado de los rieles’ fue publicado en México, aunque eso sí, siempre siendo fiel a sus orígenes en sus obras. En este país conoció a Juan Rulfo, con el que se le ha llegado a comparar y a otros autores como Ernesto Cardenal, Ezequiel Martínez Estrada o Augusto Monterroso.

El autor declaró sobre sus amigos que “no todos fueron artistas ni escritores, ni hombres de genio. Puedo decir que, si alguno he conocido, de ellos aprendí menos que de los hombres y mujeres innominados que fueron mis amigos en los momentos esenciales de la vida”.

Yala es un lugar muy pobre de Argentina, pero no deja de ser bello y todas las historias de Tizón vienen de este lugar. El legado que nos deja es de más de veinte novelas como ‘Fuego en Casabindo’, ‘Luz de las crueles provincias’ o ‘Extraño y pálido fulgor’.

Héctor Tizón fue nombrado ‘Caballero de la Orden de las Artes y Las Letras’ por el gobierno francés y fue candidato en 2005 al Premio Nobel de Literatura, a lo que afirmó que ‘si un escritor vive pendiente de los premios, no puede escribir ni una línea y si se lo dan es aún peor, porque entonces sí que no puede escribir en mucho tiempo’.

Siempre quiso permanecer en Yala, e incluso en uno de sus últimos libros citó unos versos de la Odisea que hablaban de envejecer en su lugar de orígen y rodeado de su familia y así afirmaba que “las personas que continúan siendo felices juntas, un hombre y una mujer por ejemplo, consiguen cultivar entre las dos una zona privada de infancia perpetua”.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...