Nathaniel Hawthorne y el Romanticismo norteamericano

Su volumen de cuentos ‘Musgos de una vieja rectoría’, al más genuino estilo de los relatos góticos, se inscribe en ese movimiento.

musgos

Si pudiese hablarse de un Romanticismo norteamericano en el sentido europeo del concepto, vendría representado, en cuanto a lo literario, por autores que bucean en los lindes de la subjetividad y muestran una imaginación oscura acompañada de una actitud vital, digamos, heterodoxa. Seguramente, el mejor ejemplo de todo ello sea Edgar Allan Poe con sus magistrales relatos de terror.

Pero junto a él es imprescindible mencionar a Nathaniel Hawthorne (Salem, Massachusetts, 1804-1864), considerado, al igual que el anterior, como uno de los fundadores de la Literatura Estadounidense, un magnífico narrador en el cual pesaba mucho la tradición puritana de su familia. Precisamente Valdemar ha reeditado su volumen de cuentos ‘Musgos de una vieja rectoría’, título con indudables resonancias del género gótico.

Y es que Hawthorne fue un gran maestro del relato de terror como su contemporáneo Poe. No obstante, mientras los de éste provocan el miedo a partir del propio subconsciente del lector, los del autor de Salem son cuentos al más genuino y ya citado estilo gótico, con aparecidos, criaturas sobrenaturales, alquimistas o brujas. Sin embargo, su obra más popular es la novela ‘La letra escarlata’, ambientada en el siglo XVII y que narra la historia de una mujer acusada de adulterio quien trata de vivir dignamente entre el rechazo de la sociedad puritana. También fue muy conocida ‘La casa de los siete tejados’, ya perteneciente al género de terror pues se ambienta en una peculiar edificación maldita.

En él se inscriben igualmente los cuentos de ‘Musgos de una vieja rectoría’, llenos de elementos románticos e inquietantes pero también con una cierta intención moralizante. Sin embargo ello no es óbice para que sean de una magnífica calidad. Los más famosos de ellos quizá sean ‘El joven Goodman Brown’, sobre un personaje tentado por el Diablo, y ‘La hija de Rappacini’, con un oscuro personaje que investiga las plantas venenosas.

Pero también son excelentes otros cuentos que integran la obra tales como ‘Feathertop’, sobre un espantapájaros que cobra vida gracias a una bruja; ‘La marca de nacimiento’, retrato de una obsesión; ‘El artista de lo bello’, cuyo protagonista tiene como único objetivo en la vida alcanzar la belleza absoluta en sus obras; ‘La colección de un virtuoso’ o ‘El salón de la fantasía’. En definitiva, ‘Musgos de una vieja rectoría’ es un extraordinario volumen de cuentos clásicos de miedo. Y es que, cuando se ha vivido toda la vida en un lugar tan peculiar como Salem, quizá uno tenga que ser a la fuerza un maestro de la literatura de terror.

Vía: ‘Hawthorne in Salem’.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...