Nueva historia de Haruki Murakami: La muerte del comendador

La muerte del comendador es el último relato de Haruki Murakami, un autor tan respetado como controvertido.

knowledge-1052014_1920

Es verdad que Haruki Murakami, en España, ha tenido retrasos de sus primeras obras y las

reediciones ilustradas, no se notado mucho la constante espera entre un libro y otro.

En este caso, sabemos de la presencia de un narrador, del cual se desconoce su nombre, con cualidades para ser artista y que trabaja como retratista. Ahora bien, con más de treinta años, tiene una vida trivial.

Por otro lado, a medida de que conocemos a este protagonista, nos enteramos de que está enfrentando la separación de su mujer, por lo que empieza un viaje en su carro sin tener algún destino específico, aprovechando el momento para reflexionar.

Pese a ello, el cerebro y la espalda le juegan una mala pasada y fulminan su viaje, haciendo que nuestro personaje de un momento a otro viva en una vieja cabaña, la cual pertenece a su padre, también artista. En este alejado hogar se topará con un vecino muy distintivo llamado Menshiki.

El trasfondo de la muerte del comendador

Algunos afirman que esta obra es un tributo personal del creador a El Gran Gatsby, el libro favorito del autor Haruki Murakami.

Esto se debe a que, a la hora de conocer el vecino vemos a una persona excéntrica, millonaria que pese a sus privilegiadas circunstancias prefiere desvanecerse de la vida pública.

Por otro lado, poco a poco notarás que en esta obra la irrealidad irrumpe en el relato abruptamente, tomado mayor presencia en la segunda mitad del libro.

Haruki Murakami es un escritor con la capacidad de que, página tras página, crea mundos irreales con solo tener de musa una cicatriz. Ejemplo de ello es Alicia a través del espejo. En este texto se entrelazan  la realidad y la irrealidad con frecuencia.

La primera desde un inicio, cuando conocemos al protagonista, quien fue abandonado por una mujer que eligió principalmente porque le recuerda a su hermana, y no por verdadero amor. Además da clases de arte, pinta viaja, tiene encuentros sexuales con mujeres en relaciones nada apasionadas y mantiene un buen trato con sus vecinos.

A la par, esto ocurre mientras somos testigos de que algo vigila en esa cabaña, y es la irrealidad esperando al protagonista para devorarlo; y con él, al lector.

Es un libro que hipnotizará a los usuales lectores de este escritor perpetuamente elegido en las quinielas del nobel y que este año retiró su nombre del llamado “Nobel alternativo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...