“Ojos azules” de Toni Morrison

Los estándares de belleza americanos pueden volverse un problema para una niña afroamericana que sólo quiere encajar en el mundo que le ha tocado compartir. Quiere ser rubia y de ojos azules.

Quizás no hayas oído hablar antes de Toni Morrison, sin embargo se trata de una destacada novelista, escritora de no ficción, ensayista, dramaturga y escritora de libros para niños.

Pero no es sino hasta su primer novela que Toni Morrison comenzó a cobrar verdadero renombre y a cautivar a quienes disfrutan de las novelas puras.

La primera novela de Morrison, Ojos azules, examina los trágicos efectos de la imposición de la raza blanca, de clase media, los ideales americanos de la belleza, de la identidad femenina desarrollándose en una niña afro-americana durante la década de 1940.

Inspirada en una conversación que Morrison tuvo una vez con un compañero de escuela primaria que deseaba tener los ojos azules, la conmovedora novela muestra la devastación psicológica de una joven negra, Pecola Breedlove, que busca el amor y la aceptación en un mundo que niega y devalúa a la gente de su propia raza.

Con su sensible retrato de la identidad estadounidense mujeres africanas y su crítica sagaz del racismo internalizado criados por las definiciones culturales americanas de la belleza, Ojos azules ha sido vista como un hito literario, inspirando a una proliferación de literatura escrita por mujeres afro-americanas sobre su identidad y la experiencia de las mujeres de color.

Pecola, la protagonista, desesperadamente anhela poseer las normas convencionales americanas de belleza femenina, de piel blanca, es decir, el pelo rubio y los ojos azules, tal como se presenta a ella por los iconos y tradiciones populares de la cultura blanca.

Ojos azules ha atraído la atención de los críticos literarios, aunque no al mismo grado que los últimos trabajos de Morrison.

Haciendo caso omiso de la cronología narrativa rigurosa, Ojos azules se abre con tres extractos de la década de 1940 comunes y de imprimación estadounidense que hacen referencia a esos estándares de belleza.

Toni Morrison, la ganadora del Premio Nobel de Literatura 1993 parte de la realidad de una chiquilla con poca fortuna y grandes deseos para tratar temas muy diversos, como el concepto de belleza que se encuentra fuertemente impuesto a nivel social, y la voz femenina o la infancia truncada de quien no ha podido dedicarse a jugar en tiempos de infancia. La autora lo consigue y crea una historia dura y deliciosa al mismo tiempo.

Aunque posteriores novelas suyas sólo han sido reconocidas como superadoras de esta primera aparición en el género, es sin dudas una excelente forma de asomarse a las letras de esta narradora.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...