Sergio Vila-Sanjuán considera que el periodismo cultural “está condenado a reinventarse”

El ganador del Premio Nadal 2013, Sergio Vila-Sanjuán, ha expresado su opinión sobre el periodismo cultural, a raíz de su última novela «Estaba en el aire».

Entrega del Premio Nadal a Sergio Vila-Sanjuán

Sergio Vila-Sanjuán, escritor y periodista cultural, ha presentado su novela con la que ganó el premio Nadal, «Estaba en el aire«, y ha comentado que el periodismo cultural está “cerrando un círculo de oro. Nació con la democracia, tuvo una gran expansión, pero hoy está condenado a reinventarse”.

Vila-Sanjuán lleva muchos años trabajando en el periodismo cultural y es especialista en el mundo del libro. Actualmente dirige el suplemento “Culturas” de La Vanguardia además de continuar escribiendo. En su primera novela, Una heredera de Barcelona, el autor recreaba la vida de su abuelo, un abogado y periodista que padeció las luchas entre anarquistas y patronos de los convulsos años 20.

Ahora, con su nueva ficción que ha conseguido el premio Nadal 2013, vuelve a tomar la memoria familiar, pero esta vez situada en los años 60. Estaba en el aire, publicada por Destino y presentada esta semana por Iñaki Gabilondo, narra las vivencias del padre del autor, un publicitario que trabajó en Radio Nacional de España en “Rinomicine le busca”, un programa de búsqueda de personas desaparecidas que tuvo un gran éxito en España mientras la censura y las autoridades vigilaban de cerca sus acciones. Todo ello ambientado en la Barcelona de los años 60, en el nacimiento de la sociedad de consumo, la creación de empresas industriales modernas, la aparición de los electrodomésticos en las casas y el nacimiento de la publicidad.

Unos años llenos de contradicciones en los que todo este desarrollo tiene que convivir con la censura y el franquismo”, y donde en Barcelona convivía una derecha hedonista y franquista, que quería disfrutar de fiestas y yates, pero «sin querer que cambiara el marco político«, indica el escritor, que opina que se ha escrito mucho sobre la “gauche divine”, la izquierda burguesa catalana de los años 60, pero no sobre la “droite divine”, que él intenta recuperar en las páginas de su novela.

De esta manera, Barcelona se convierte en un protagonista más de la novela, pero sólo de forma superficial, ya que el escritor insiste en que el contenido de su obra es un reflejo de España en esa época.

Con una escritura dinámica y directa, fruto de su oficio de periodista, Vila-Sanjuán opina que una de los motivos por los que la escritura está cambiando se debe sin duda a Internet. “En el siglo XIX, los escritores se recreaban en lo mínimo, en el detalle de una alfombra al entrar en un cuarto, por ejemplo, pero con la aparición del cine también se cambió la forma de escritura. Se hizo mucho más rápida y ágil, y no pasa nada, solo evolucionamos”.

Vía EFE

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 1
Loading ... Loading ...