Terra Alta es mucho más que una novela criminal

Terra Alta continúa fiel al estilo de Javier Cercas

Terra Alta es mucho más que una novela criminal

Los seguidores de Javier Cercas, uno de los escritores más brillantes de nuestro país, habrán entendido a la perfección la necesidad que ha tenido de dar un giro de 180º. Su novela anterior, «El monarca de las sombras» supuso un cierre en cuanto a estilo y temática que inició con «Soldados de Salamina». Lo que habrá generado desconcierto en muchos es el abandono de una de sus características más peculiares: la mezcla de elementos de autoficción con el cervantino modo de construir la narrativa.

Las primeras páginas de la novela «Terra Alta» muchos las tildan de perezosas y descuidadas. Un estilo que ni siquiera parece el de Javier Cercas. Pero, hay que ser pacientes ya que la novela remonta más adelante. Aunque no deja de ser una ficción para atraer al mayor número de lectores posibles, a medida que transcurre la trama, aparecen diferentes elementos propios del estilo personal de Cercas.

Del mismo modo que en obras anteriores, Cercas ha construido en su nueva novela un héroe a modo de reivindicación personal. Por lo tanto, «Terra Alta» tiene la apariencia de novela negra con tintes de investigación criminal. Un estilo que sin lugar a dudas tiene mucho éxito en el mercado.

Se plantean varios dilemas morales, siendo el primero la ficción como modelo de vida. Mediante un quiebro narrativo el escritor narra con mucho estilo algunas de las fechorías de la Guerra Civil que quedaron impunes. La historia tiene la Terra Alta como escenario de fondo, donde quedaron miles de víctimas de los odios de pueblo. Cercas lo narra desde el sentimentalismo. Los lectores son testigos directos de los cambios de fortunas, que transformaron la felicidad en desgracia, y viceversa.

Si hay algo que caracteriza especialmente a las novelas de Ceras es que el héroe en ningún caso puede dejar de ser el resultado de un imperativo moral que le sobrepasa, de forma que se ve obligado a tomar una serie de decisiones irracionales e imprevistas. «Terra Alta» ha conseguido cambiar de algún modo todo lo externo, como la criminalidad. Pero si se lee a fondo la novela, los lectores descubren que más allá de la simple apariencia, la forma interior sigue siendo fiel a Javier Cercas. El escritor es experto en trazar el rostro de un héroe que ni siquiera quería serlo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...