Ballard, cuando llegue a América la Compañia de Sueños Ilimitada

¿Qué pasaría si la supuesta normalidad a la que estamos habituados desapareciera así, sin más? ¿Cómo reaccionaríamos si comenzaran a crecer plantas tropicales en la puerta de nuestra casa, o si nuestro abuelo sintiese un fuerte impulso sexual hacia nosotros? ¿O si el poder estadounidense fuese sepultado bajo las arenas de un nuevo desierto?

Los personajes de dos de las obras del escritor J.G. Ballard, Hola América y Compañía de Sueños Ilimitada, se enfrentan a un nuevo mundo en el que todo cambia y nada permanece. Los ambientes creados por este escritor británico nacido en Shangai son, sin lugar a dudas, temibles presagios de un futuro más que cierto. Sin bien le añade una gran dosis de fantasía, nos lleva a un planeta en el que algun día, tarde o temprano, despertaremos.
Con sus numerosos e increíbles cuentos y sus novelas, Ballard consigue trasladarnos a un presente en el que los excesos humanos acaban por convertir el mundo en un lugar irreconocible y lleno de contradictorias sorpresas.
En Hola América!un grupo de investigadores viaja al desolado continente, del que han
huido todos sus habitantes tras una grave crisis energética. Bajo las numerosas aventuras y situaciones vividas por los personajes se esconde una dura crítica a la sociedad del consumo, asi como a la naturaleza humana en si misma, incapaz de cambiar y crear una sociedad nueva, atada siempre a las ansias de poseer y de poder.

En Compañia de Sueños Ilimitada, la llegada de Blake a Shepperton trastoca la serena vida de los habitantes de este pueblecito del Tamesis. Una vez más los fantásticos sucesos narrados portan una dura crítica a nuestra sociedad. La anulación de todo aquello que suponga libertad, salirse del rebaño, diferencia. Él les enseñará a volar, a ser libres, a ser aquello que quieran ser, a desear sus propios deseos y soñar sus propios sueños. Pero en la sociedad no hay cabida para individuos asi, y una vez más los personajes de Ballard se niegan a cambiar las cosas y acaban con todo lo que pueda suponer un giro en sus vidas.

Ballard augura un futuro cierto y cercano, en el que probablemente no podamos volar, y no será muy dificil la aparición de plantas exoticas a nuestro alrededor, ni se produzca un exodo masivo de Estados Unidos a Europa, o la estatua de la libertad sumerga su antorcha en el mar…Pero que nos hace pararnos y pensar si hay o no marcha atrás.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...