Cthulhu, el más antiguo de los hijos de H.P. Lovecraft

La llamada de Cthulhu, el famoso cuento de H.P. Lovecraft sobre el extraño ser sacado de lo más profundo del imaginativo colectivo. Cthulhu es un antiguo y monstruoso ser venido de otro universo hace millones de años, antes de la aparición del ser humano. Pero en los años 20’s el mundo da muestra de que pronto despertara de su sueño.

Cthulhu es un ser más antiguo que el tiempo, imponente, metafórica y trigonométricamente inconcebible para el ojo humano. Es un monstruoso ser proveniente de otro mundo u otra dimensión, es el ser más terrible proveniente de la mitología creada por Howard Philips Lovecraft, el escritor estadounidense de cuentos de terror.

Lovecraft es un personaje bastante complicado, de por sí. Ateo desde los cinco años de edad, es, uno de los escritores más imaginativos de la historia, junto con John Ronald Reuel Tolkien. Ambos son grandes estudiosos de la mitología, esto los llevó a convertirse en creadores de mundos. Un Mito es una historia sin tiempo, una historia que no pasó nunca y que pasa todo el tiempo. El Rito es la representación del Mito, el puente que lleva la realidad mitológica al mundo físico. Los mundos de ambos escritores son muy complicados y pensados hasta el hartazgo.

Lovecraft, filosóficamente, es un racionalista empirista, esta afluente del pensamiento señala que el verdadero conocimiento proviene de la experiencia sensorial. Una verdad, entonces debe estar basada en algo que se ha experimentado. Sin embargo, los mundos que describen sus relatos no son en absoluto empíricos, es más: son, como dije antes, trigonométricamente inconcebibles.

Como ya dije, Lovecraft es complicado. Como vimos ya, su pensamiento general no va de acuerdo con sus cuentos, es bastante incoherente en sí mismo. Pero hay algo que lo convierte en algo mucho más extraño, dentro de su propio mundo, que implica un compromiso importante con lo desconocido, que en general va muy en contra con las miradas nacionalistas, Lovecraft es racista en sus relatos.  Muchos de sus cuentos tienen como villanos a personas de piel oscura, y los convierte en un ícono de lo arcaico y lo poco civilizado. Esta actitud despreciable se nota muy bien en el que es, sin embargo, uno de sus mejores cuentos: La Llamada de Cthulhu.

La llamada de Cthulhu relata cómo se acercan en diferentes momentos varios personajes a la leyenda de este ser extraño. Todo esto combinado con inscripciones en un idioma ilegible y los cantos de los integrantes de un culto oscuro que veneran al monstruoso ser. Ellos son los que proveen la imagen que conocemos de Cthulhu, ya que tienen una estatuilla bizarra con forma antropomórfica con tentáculos y alas.

El extraño lenguaje que utilizan los adeptos hace comparemos nuevamente el ingenio de Lovecraft con el de Tolkien, que inventó lenguajes para todas las razas que habitan La Tierra Media, el mundo en el que toma lugar El Señor de los Anillos.
Las palabras que se encuentran en La Llamada de Cthulhu, que son pronunciadas por los cultistas y también en los sueños de un profesor universitario que es uno de los cronistas de la historia, son las siguientes: “Ph’nglui mglw’nafh Cthulhu R’lyeh wgah’nagl fhtagn” que significa «En la ciudad de R’lyeh, Cthulhu, muerto, espera soñando».

Cthulhu es el más importantes de los llamados “primigenios”, una raza proveniente de un mundo lejano, de este universo o de otro desconocido, que llegaron a la Tierra hace millones de años, muchísimo antes de la aparición del hombre. Cthulhu duerme, desde tiempos antiguos en lo más profundo de R’lyeh, una ciudad hundida que no entra en ningún tipo de pensamiento.

La última parte del relato cuenta la bitácora del capitán de un barco que descubre en el Océano Pacífico la ahora emergida ciudad de R’lyeh. La tripulación pisa tierra, solo rara descubrir la tierra de la locura. Esta ciudad proviene de una matemática completamente diferente a la nuestra, las dimensiones, texturas y formas de esta tierra están fuera de nuestro orden físico. La percepción humana solo llega a entender en parte las estructuras de este extraño lugar, ya que las estructuras y la arquitectura corresponden a una geometría no euclidiana.

El barco terminó perdido y la crónica del capitán fue encontrada, dando un augurio terrible. La ciudad había emergido porque las estrellas eran propicias, había llegado la hora del despertar de Cthulhu y del resto de los primigenios. Y antes de la perdición, los tripulantes pudieron ver al inmenso ser, que tampoco pudieron terminar de comprender. El final pesimista de este relato nos deja con la seguridad de que estos seres atacaran nuestro mundo para recuperarlo, ya que por derecho es suyo.

El Círculo Lovecraft

Este nombre corresponde a un grupo de escritores, formado por el mismo Lovecraft, que continuaron enriqueciendo el mundo y la mitología comenzada por La llamada de Cthulhu. Entre los integrantes de este equipo creativo están Clark Ashton Smith, Robert E. Howard y August Derleth. Este último es el que proveyó la descripción de Cthulhu que muchos artistas tomaron para sus dibujos y pinturas.

La Película

En 2005 apareció una extraña película homónima al cuento, dirigida por Andrew Leman y guionada por Sean Branny. Es una película muda, que imita la estética de los films de los años 20’s. Y tiene un claro estilo visual: el Expresionismo Alemán. Por lo tanto, la idea principal de la película es la de mostrar cómo hubiera sido si se hubiera rodado cuando se publicó por primera vez el cuento en 1928.

Por supuesto también está filmada en blanco y negro, y los clásicos cuadros de fondo negro con los diálogos y de presentación del film están hechos a la usanza de los años 20’s, comos si se tratara de Nosferatu el Vampiro, de F.W. Murnau, el máximo exponente del Expresionismo Alemán. Este género se caracterizaba por la subjetividad absoluta del artista, en el caso del cine una de las características más importantes es la de la arquitectura, que recuerda un poco al arte cubista, por ejemplo las chimeneas oblicuas y ventanas con forma de flecha, con una función meramente psicológica.

La ciudad de R’lyeh está alucinantemente plasmada en este film, solo comparable con la adaptación al comic de Norberto Buscaglia, con guión y dibujos del genio Alberto Breccia, el dibujante uruguayo responsable de Mort Cinder, Perramus y muchos otros famosos comics.

Los Mitos de Cthulhu, de Breccia tienen un guión y dibujos increíbles. Breccia logra una simbiosis alucinante de muchos estilos diferentes, y técnicas a primera vista completamente incompatibles, como por ejemplo Acuarela y Collage.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...