‘El planeta de los simios’, de Pierre Boulle, una pesadilla futurista

En 1963, la editorial Julliard publicaba ‘El planeta de los simios’, una novela que, en poco tiempo, pasaría al cine, la televisión y el cómic, cuyas versiones terminarían por oscurecer a la propia narración original.

'El planeta de los simios'

Un cartel anunciador de la novela

Es muy frecuente que el cine, al versionar una novela, la convierta en un clásico y multiplique exponencialmente sus ventas. Probablemente, el mejor ejemplo de ello sea ‘Lo que el viento se llevó’, de Margaret Mitchell. Claro que también puede suceder lo inverso: que todo el mundo recuerde la películamientras que la obra literaria cae en el más profundo de los olvidos arrastrando con ella a su creador.

Esto último le ha pasado al francés Pierre Boulle (Avignon, 1912-1994) y, para su desgracia, por partida doble. Porque el galo fue nada menos que el autor de las novelas ‘El puente sobre el río Kwai’, publicada en 1952, y ‘El planeta de los simios’, aparecida en 1963, hace ahora, por tanto, cincuenta años.

Boulle combatió en la Segunda Guerra Mundial en escenarios como China o Birmania, donde fue apresado por los japonenes. De ello extrajo el argumento para la primera de esas obras así como para ‘El sacrilegio malayo’. Más tarde, regresó a Francia para dedicarse a la literatura. A principios de los años sesenta, la fiebre de la conquista del espacio se encontraba en pleno apogeo y ello le sirvió al francés para imaginar ‘El planeta de los simios’ que, por cierto, presenta algunas diferencias con la película. La novela se inicia cuando Jinn y Phyllys, una pareja en viaje de novios por el espacio, halla una botella que contiene un documento: la historia del periodista Ulises Mérou.

Cuenta éste como, durante un viaje a la estrella Betelgeuse en compañía del profesor Antelle, su ayudante Levain y el chimpancé Héctor, decidieron explorar uno de sus satélites, el planeta Soror. Para su sorpresa, descubren que está habitado por una civilización de simios inteligentes. También hay humanos pero éstos se hallan reducidos a la condición de animales. Mérou pierde a sus compañeros y es capturado por los primates. Entonces se inicia su verdadera pesadilla, pues deberá demostrar a éstos que él es un ser civilizado y no una criatura salvaje como ellos creen. Solamente la doctora Zira entablará amistad con él y le prestará ayuda.

La obra fue un éxito en su tiempo y ello motivó que, en 1968, fuese adaptada al cine por Franklin Schaffner. Desde entonces, las versiones se han venido sucediendo y ha pasado también a la televisión e incluso al cómic, relegando al pobre Pierre Boulle al más oscuro de los olvidos.

Fuente: ‘El Mundo Libro’.

Foto: St_A_Sh.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...