‘El saurio’, de Charles John Cutcliffe Hyne

‘El saurio’, de Charles John Cutcliffe Hyne es un relato que plantea la posibilidad de encontrar un sobreviviente de una especie primitiva de lagarto en un proceso de hibernación. El saurio de este cuento es peligroso para el narrador, pero su configuración es precaria, no está detallado como los dinosaurios de los relatos actuales que buscan la exactitud. El relato surge en la ficción para contactar a un supuesto primer explorador de la cueva del monstruo.

Charles John Cutcliffe Hyne

Charles John Cutcliffe Hyne (Yorkshire, 1866-1944), escribió relatos de aventuras y ciencia ficción, su cuento ‘El saurio’, especula sobre el hallazgo de un extraño lagarto sin ojos, con tentáculos que le salen de la nariz y usa como sensores táctiles pues terminan en dedos. Este animal posee una configuración más primitiva que los dinosaurios conocidos. Se encuentra sepultado bajo piedra caliza y revive cuando Chesney el explorador mueve la capa de roca a patadas de la piel de la bestia.

Chesney es cazador y explorador, descubre al saurio en una cueva que desemboca en un lago negro, como haya dos saurios, uno muerto y el otro que rompe el letargo, piensa que el cortaplumas con la inscripción Cording o Cordy, de un previo explorador podría llevarlo a contactar a este hombre o sus familiares y así compartir experiencias sobre el descubrimiento. Al tener que luchar con la bestia y huir piensa que Cording pudo ser devorado por el saurio que está muerto y fosilizado en piedra caliza.

La forma primitiva del saurio

El saurio de este cuento es un animal que muestra la desventaja de no tener ojos, hecho que permite a Chesney huir y combatir contra él un rato. No es tan grande, sólo el largo de dos caballos, la mayor complicación en su descripción es presentarlo cubierto de placas, lo que podría recordar las de un estegosaurio, sin embargo este animal tiene una superficie lisa en su lomo, el vientre algo blando, que facilita a Chesney hincar con su cuchillo, para herirlo, lo que lleva al animal a hundirse en el lago y desaparecer.

El animal tiene olor de almizcle, es apestoso, logra impregnar las ropas de Chesney, quien es interrogado por todo el pueblo, pero él guarda el secreto. El cuento destaca por la curiosidad del monstruo, una especie no definida, precaria, que no tiene la apariencia de un depredador peligroso como un tiranosaurio o un raptor. El saurio no tiene un cuerpo muy bien configurado y tampoco hay muchos detalles en su descripción, al narrador sólo le interesa patentar el peligro que significa toparse con la criatura.

El relato ocurre pasado un tiempo de los eventos, cuando Chesney escribe para contactar a Cording o a sus descendientes, pues nadie ha podido inscribir como suyo el descubrimiento del saurio. En el cuento interesa más el contacto con un ser que despierta luego de millones de años más que recrearlo de una forma sofisticada. Las últimas versiones de cine de dinosaurios como ‘Jurassic Park’ (1993) muestran la exigencia del público por apreciar exactitud en la presentación de estos animales.

La hibernación

En la ciencia ficción el frío es lo que más facilita la hibernación de seres vivos, por el cese de movimiento molecular durante el congelamiento. El cuento refiere a los mamuts que se conservaron intactos en bloques de hielo, sin llegar a descomponerse, pero la hibernación de este saurio es distinta, pues lo cubre la piedra caliza. La otra bestia está fosilizada, se ignora las causas de su muerte. Estos minerales podrían conservar la carne intacta pero no sabemos si tendrían la facultad de aletargar las funciones vitales.

La suspensión de las funciones como la respiración, el pulso, la circulación, etc., no suponen muerte en la hibernación. Lo que no queda muy claro es como el animal puede recuperar el movimiento y la velocidad, sin pasar por un tiempo en que se sienta agarrotado, todo ello ocurre en minutos. El ambiente del lago y de la gruta es frío para presentar la posibilidad de hibernación, pues el calor supondría la descomposición del animal o su calcinación y reducción a huesos aprisionados en la coraza de piedra.

Otra propiedad de la hibernación es la de regenerar y recuperar el organismo en ese proceso por el descanso. El animal en su primera vida no completó su ciclo vital, ni llegó a la vejez para que sea posible que todas sus funciones se reactiven. El saurio se moviliza pronto por el hambre, tiene ganas de devorar a Chesney, pero por la reacción de este de herir los tentáculos y sus ramificaciones de dedos, puede distraerle para huir. La hibernación está actualizada como una vuelta a la vida, y la posibilidad de ampliar el contacto entre seres vivos trascendiendo la barrera del tiempo.

El misterio

Chesney no sabe como hallar a Cording, su objetivo es llamar su atención, si aún vive, el cree que podrían llegar a solucionar el enigma del monstruo. El cuento explota lo desconocido para el explorador, la capacidad de ampliar los límites del espacio cotidiano al contactar el terreno todavía no transformado por la mano del hombre. Las cuevas siempre representan misterio, la oscuridad y lo que se pueda encontrar fascinan al aventurero, que se decide a recorrerla con luz artificial.

El cuento trabaja dos aspectos misteriosos: la entrada a una cueva y el hallazgo de una especie desconocida, primitiva y de extraña configuración. Estos extraños animales viven a orillas de un lago, una alusión al monstruo del lago Ness, cuya existencia es muy controvertida. Estos seres prehistóricos rehúyen el contacto con seres humanos, están aislados en parajes remotos, donde la naturaleza continúa intacta. En el relato sólo había huellas de botas antes de que entrara Chesney, quizá pertenecientes a Cording.

Los dinosaurios han poblado todos los continentes, por ello su búsqueda es afición de los paleontólogos y sigue suscitando interés. Hoy con los estudios sobre el ADN, se puede averiguar su constitución, carga genética y herencia, incluso queda planteada la posibilidad de en el futuro clonar un dinosaurio, así como los rumores existentes sobre la futura clonación del mamut congelado en Siberia. La recuperación de especies extintas es otra veta de referencias para la ciencia ficción en el presente.

Conclusión

En este relato, un saurio primitivo ha estado hibernando millones de años, encapsulado en piedra caliza. Su descubrimiento por Chesney es traumático, dada la agresividad de la bestia y la remota posibilidad de que un ejemplar idéntico haya matado al primer explorador, supone el mérito compartido del hallazgo. El monstruo parece un ser de otro planeta de la ciencia ficción, su descripción no es muy pormenorizada, rasgo que se ha superado en la ciencia ficción actual que se interesa más por los detalles.

Lectura del relato | ‘El saurio’, en Librodot

Imagen | Roman-daventures

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...