Julio Verne

Libro graciosoBueno amigos, ¿qué os parece si hablamos un poco sobre los escritores clásicos que han marcado tendencias literarias durante su vida, o después de ella? Hay muchos autores que nos han marcado en algun momento de nuestras vidas, ya sea por su obra o por su vida. Nos gustaría recordarlos en este blog. Iremos poniendo bibliografías de todos ellos, así como enlaces a bibliotecas digitales donde podáis encontrar su bibliografía de manera gratuita. Y si sentís necesidad de hablar o leer sobre alguno de vuestros escritores favoritos, por favor, decidlo en los comentarios de éste o cualquier otro hilo dedicado a este tema.
Hoy me gustaría hablar de Julio Verne, que a mi, particularmente me ha llamado siempre la atención, por lo visionario que ha sido respecto a muchos temas científicos. Y cuando me pregunté sobre quien iba a escribir en primer lugar, pensé en él, a pesar de no haber leído más que unos pocos libros de su extensa bibliografía. Dicha bibliografía la podéis encontrar en la biblioteca digital de la Escuela Superior de Comercio (UBA, Universidad de Buenos Aires), o en la web de Planeta Sedna.


Julio VerneJulio Verne nació en Nantes, Francia, el 9 de Febrero de 1828. Sus padres, Pierre Verne, abogado burgués hijo de un juez, y Sophie Allote de la Fuye, hija de militares. Su relación con sus padres siempre fue tensa: desde el primer momento, su padre decidió que sería abogado, y que se ocuparía del bufete familiar después de su muerte. Sin embargo, las ideas de Julio Verne no iban por esos derroteros. Muchos biógrafos afirman que a la edad de 11 años se escapó de su casa para ser grumete, aunque pronto fue atrapado, y devuelto a su casa.

Después de una adolescencia marcada por los continuos enfrentamientos con su padre, Verne se traslada a París, donde estudia leyes, y empieza a relacionarse con lo más selecto de la intelectualidad del momento. Los inicios de Verne en la literatura no son fáciles. Para conseguir el dinero que le es necesario, escribe algunas obras de teatro, que no le aportan el sustento económico necesario, y le quitan tiempo para dedicar al estudio de las ciencias que tanto admira.

En 1856 conoce a Honorine de Vyane, viuda y madre de dos hijas, con la que se casa en 1857. Su primera novela, París en el siglo XX, es también su primera obra de ficción científica, y una de las pocas que no se publicó en vida. Hetzel, amigo y editor de Verne, rechazó la novela por el pesimismo que encerraba, y no se dio a la imprenta hasta 1994.Viajes extraordinarios

Siguiendo el consejo de Hetzel, convirtió un relato descriptivo de África en el que sería el primero de sus 60 Viajes Extraordinarios: la exitosa novela Cinco semanas en globo. Esto le permite firmar un suculento contrato, en el cual Julio Verne debía escribir dos novelas cada año. Este contrato se prolongó durante más de cuarenta años, de forma que los Viajes Extraordinarios aparecieron en capítulos semanales dentro de la revista Magazine de ilustración y recreo.

Verne es un apasionado de los viajes y la ciencia, y esos elementos se dejan ver claramente en su obra. De hecho, despertó vivamente el interés por la ciencia y los inventos en el siglo XIX, siendo el mejor exponente del entusiasmo por la revolución tecnológica e industrial de ese siglo. Documentaba sus fantásticas aventuras y predijo con asombrosa exactitud logros científicos del siglo XX. Ha habido muchas críticas al escritor por sus posibles errores científicos, pero no se le puede tachar de un simple visionario con locas ideas futuristas.

Si el 21 de septiembre de 1969 el Apolo XI se posó sobre la superficie lunar, ciento trece años antes Julio Verne había anticipado con enormes similitudes la idea de un viaje espacial: la nave era un proyectil hueco en cuyo interior viajaban los astronautas, la elección novelesca de Florida como lugar de lanzamiento (muy cerca de Cabo Kennedy), la descripción del fenómeno de la falta de gravedad que sufren los astronautas en el espacio exterior, y, por último, la exactitud con la que Verne hace que su nave regrese a la Tierra cayendo al mar a una distancia aproximada de cuatro kilómetros del lugar donde cayó el Apolo VIII (la primera nave tripulada que realizó una órbita lunar).

Además de su sorprendente bagaje científico, que no dejó nunca de sorprender a su editor, Verne se hizo siempre asesorar por los mejores expertos en las materias de las que escribía. En cuestiones de estilo, se dejó siempre aconsejar por su editor, en el que tenía una fe ciega y del que aceptó casi siempre todas sus sugerencias.

Veinte mil leguas de viaje submarinoTan dotado para la ciencia ficción como para la aventura pura y simple, Verne une las dos vertientes en una de sus obras más sólidas y afortunadas, Veinte mil leguas de viaje submarino, en la que nos presenta a uno de sus personajes más logrados, patéticos y humanos, el capitán Nemo (nadie en latín), especie de trágico holandés errante que vaga sin rumbo de una parte a otra del mundo, en una sorprendentemente real anticipación de lo que en su día serán los submarinos atómicos, en su Nautilus.

Pese a todo, la vida de Verne no fue fácil. En 1879 se compró un pequeño yate con el que recorrió el Mediterráneo. Durante los años siguientes recorre Irlanda, Escocia y Noruega, Inglaterra, el Mar del Norte y el Báltico. En 1886, cuando se dirgía a la oficina de su editor, uno de sus sobrinos le disparó un tiro a quemarropa dejándolo cojo. Verne renuncia a sus viajes y vende el yate. Su dedicación al trabajo minó hasta tal punto su salud que durante toda su vida sufrió ataques de parálisis. Además era diabético, enfermedad que le hizo perder vista y oído.

Por si fuera poco, su hijo, Michel, le dio los mismos problemas que él había proporcionado a su padre, y su vida marital tampoco fue un camino de rosas. De hecho, es comúnmente admitido por todos sus biógrafos que mantuvo una aventura con una misteriosa dama, que sólo acabó cuando esta murió.

En el último año de su vida sufrió una parálisis progresiva. Falleció el 24 de marzo de 1905, tras varios días de agonía.

Publicidad sobre viajes y hoteles: Agencias de Viajes

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...