‘La guerra de las salamandras’, de Karel Capek

La literatura checa en lengua alemana cuenta, en los primeros años del siglo XX, con la excepcional figura de Franz Kafka. Pero, junto a el, hubo un puñado de grandes escritores. Uno de ellos fue Karel Capek, autor de novelas de ciencia ficción cuyo mensaje no se halla tan alejado del de Kafka. Su obra más conocida, ‘La guerra de las salamandras’ es una alegoría catastrofista sobre el futuro del hombre.

La literatura checoslovaca en lengua alemana tiene, durante los primeros años del siglo XX, una figura indiscutible en la personalidad de Franz Kafka, cuya obra es una permanente reflexión sobre el dominio que los estados modernos ejercen sobre sus ciudadanos y, más concretamente, sobre el papel del hombre actual en el mundo.

Pero un escritor de tal magnitud no puede surgir por generación espontánea. Es preciso que se de el caldo de cultivo necesario para su aparición o, dicho con otras palabras, que exista un ambiente cultural que la propicie. Además, en ese contexto, lo lógico es que no sea el único, sino que vaya acompañado por otros autores relevantes.

Portada de la novela

Portada de la novela

Y, en efecto, la premisa se cumple en esta ocasión. Junto a Kafka, surgieron otros novelistas de excelente calidad que, no pocas veces, quedaron oscurecidos por su talento. Uno de los más importantes fue Karel Capek (Bohemia, 1890-1938), popular por ser quién utilizó por vez primera el término ‘robot’, pero cuya obra es mucho más importante que esa simple anécdota.

Las novelas de Capek, aunque se inscriben en la ciencia ficción, no se encuentran tan alejadas de las de Kafka en cuanto a su objetivo último, que no es otro que ser un alegato contra los estados totalitarios que subyugan al hombre y una protesta ante la impotencia de éste en el mundo moderno.


La más conocida de ellas –quizá la mejor también- es ‘La guerra de las salamandras’, que ahora publica la Editorial Gigamesh. En ella se nos presenta el descubrimiento de una raza submarina de salamandras, dóciles y trabajadoras, que son ideales para utilizar como mano de obra barata.

Trasladadas al mundo de los humanos, estos animales van construyendo su propia sociedad en detrimento de la del hombre, ante la pasividad de todos. Y llega un momento en que la guerra destructora es inevitable.

Una vista de Bohemia, región natal de Capek

Una vista de Bohemia, región natal de Capek

Capek no exime a nadie de responsabilidad: los grandes empresarios codiciosos, los pasivos medios de comunicación, los gobernantes torpes e interesados y el pueblo sumiso, todos son culpables de lo que sucede. Todo ello en un excepcional relato, cargado de ironía y humor, que se inscribe en la mejor tradición del género, en una línea que va desde ‘Un mundo feliz’, de Huxley hasta ‘1984’, de Orwell.

La novela de Capek, vetado por igual por nazis y soviéticos, no puede tener mayor vigencia hoy día, en que la codicia y los gobernantes incompetentes campean a sus anchas.

Fotos: Portada de la novela: tomada de la web de la editorial | Bohemia: MOs810 en Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...