‘La guerra interminable’, antibelicismo revestido de ciencia ficción

Joe Haldeman construye una magnífica novela fantástica para criticar de forma demoledora la guerra y todo lo que tiene que ver con ella.

guerra

A lo largo de la Historia de la Literatura, se han escrito muchas obras que condenaban la Guerra y sus consecuencias. Pero, curiosamente, algunos de los más fuertes alegatos antibelicistas que se han publicado han aparecido envueltos en una trama de ciencia ficción. Quizá el caso más evidente sea ‘Matadero-5 o La cruzada de los niños’, donde el norteamericano Kurt Vonnegut combina el fin de la Segunda Guerra Mundial con unos extraños seres llamados los trafalmadorianos.

También ‘La guerra interminable’ de Joe Haldeman (Oklahoma, 1943) constituye un ataque frontal contra todo lo bélico inmerso en una trama fantástica. De ella, contamos con una buena edición preparada por la traductora Edith Zilli y publicada hace no mucho tiempo por Edhasa.

No puede extrañar que Haldeman desprecie la guerra y sus consecuencias pues, tras graduarse en Física, fue incorporado a filas y enviado a la polémica Contienda de Vietman, de la cual salió herido de gravedad por una bomba. Aunque fue condecorado, aquella experiencia lo llevó a escribir: decicido a dar testimonio de la crueldad del conflicto, publicó su primer libro, ‘War year’ en 1972. No obstante, la fama le llegaría gracias a su participación en ‘Star Trek’, mítica serie para la que creó guiones y varias novelas basadas en ella. Convertido en figura de la ciencia ficción, posteriormente escribiría narraciones como ‘El engaño Hemingway’, ‘Compradores de tiempo’ o ‘Camuflaje’, éstas dos últimas galardonadas con el carismático Premio Nébula.

También ‘La guerra interminable’, segunda novela que escribió, obtuvo no sólo este reconocimiento sino también el Hugo y el Locus en 1976. No en balde, la crítica considera que es su mejor obra. Como decíamos, se trata de un crudo alegato antibelicista envuelto en una trama de ciencia ficción. Parte de un increíble descubrimiento del ser humano: el “salto colapsar”, una peculiar manera de hacer viajes interestelares. Porque, mientras para el viajero transcurre muy poco tiempo, para el resto de sus congéneres pasan siglos.

A consecuencia de este hallazgo, la Humanidad entra en guerra con “los taurinos”, raza extraterrestre con aspecto de insecto pero dotada de inteligencia. Uno de estos transeuntes espaciales es el soldado Mandella, quien va ascendiendo en el escalafón pero a un costosísimo precio: la pérdida de su familia primero y después el más absoluto desarraigo ya que, cada viaje, le supone volver a una Tierra que nada tiene que ver con la que dejó. ‘La guerra interminable’ es, en suma, una muy buena novela de ciencia ficción pero sobre todo una durísima crítica al mundo militar en concreto y a la guerra en general. Posteriormente, Haldeman publicaría ‘Paz interminable’ y ‘La libertad interminable’, que conforman una trilogía con la primera.

Vía: ‘Ciencia Ficción’.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...