Splice, experimento mortal

Clive y Elsa son dos científicos brillantes e impulsivos. Trabajan manipulando ADN y diseñando híbridos de diferentes especies animales para una compañía farmacéutica.
Algo impulsa a estos científicos a ir más allá y usar ADN humano en un nuevo experimento destinado a cambiar el rumbo de la medicina moderna. El resultado del experimento es Dren, es un híbrido ser mezcla de humano y animal, una criatura sorprendente y muy peligrosa.

Splice

Splice

La foto es espeluznante y puede causar la repulsión de la madre más amorosa, pero para que se queden tranquilos, no se trata de una foto real ni de un bebé real, se trata de una fotografía perteneciente a la película Splice, experimento mortal, un film de suspense y terror que se ha estrenado recientemente en España. Su director y guionista es Vincenzo Natali, famoso fundamentalmente por la cinta Cube, y un realizador que abiertamente se declara obsesionado por los monstruos, Frankenstein en especial…

La película Splice gira entorno a una criatura creada en un laboratorio mediante la manipulación genética. Dran es su nombre y es una mezcla de humano y animal, y a partir del enunciado anterior pueden surgir toda clase de disquisiciones filosóficas y científicas así como los dilemas éticos que se plantean en este tipo de situaciones (ya no hipotéticas).

Sin embargo, la película Splice posee otros aspectos que la hacen interesante. La cinta está protagonizada por Adrien Brody (a quien también podremos ver en Predators en breve) y Sarah Polley, quienes interpretan a Elsa y Clive, dos jóvenes científicos deseosos de éxito y dispuestos a saltarse las reglas de la ética científica y cruzar una peligrosa línea (“si no lo hacen ellos alguien más lo hará”), que desobedeciendo todas las normas crean a este híbrido ser. Al poco tiempo, cuando queda manifiesto que Dran es una criatura peligrosa, y ante la necesidad de poner fin al experimento, surge, se interpone, el instinto maternal de Elsa, ya que de cierta forma ella es quien ha creado a Dran, quien le ha dado vida y aunque sea un monstruo debe velar por su criatura.

Dejando de lado el argumento en sí y el vértigo y el miedo a lo desconocido que produce el asomarse a estas ideas sobre la posibilidad de crear vida, de manipular la vida y de jugar a ser Dios, más abajo pueden ver el tráiler de Splice, que realmente pone los pelos de punta y los nervios bastante tensos, sobre todo por las escenas en las que la naturaleza depredadora y la habilidad para acechar a la presa de esta criatura se hacen notorias, aunque sin que se evidencie cuál es su motivación o cuáles son sus deseos… lo que genera aún más inquietud.

Los dejo con el tráiler en español de Splice, como una recomendación cinematográfica y una recomendación para que miren con cierta desconfianza la próxima vez que pasen cerca de un laboratorio.

Imágenes: pensarencine.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...