Antología de poemas de Gabriela Mistral

Tras la renovación que supuso para la poesía el Modernismo, ésta siguió caminos diversos. En Hispanoamérica, donde coinciden un buen número de los mejores poetas de la época, algunos se orientaron por los caminos de una poesía humanísima, cargada de sentimiento, y expresivamente más sencilla que la ornamental anterior. Éste fue el caso de Gabriela Mistral, Premio Nóbel de literatura en 1945 y una de las mejores poetisas del continente americano.

Tras la ingente renovación de la poesía que supuso, sobre todo, el Modernismo y, a continuación, los movimientos de vanguardia, el género poético siguió caminos diversos. En lo que respecta a hispanoamérica, que quizá alberga a muchos de los mejores autores de la época, junto a las líneas marcadas por Neruda, Paz o Huidobro, entre otros, destaca una poetisa de gran talla: nos referimos a Gabriela Mistral.

Gabriela Mistral

Gabriela Mistral

Lucila Godoy (Chile, 1889-Nueva York, 1957), que adoptó el pseudónimo de ‘Gabriela Mistral’, pedagoga, diplomática y mujer avanzada en su tiempo, constituye, en efecto, una superación del Modernismo en la dirección de un lenguaje más sencillo, en el que lo prosaico se mezcla, a veces, con imágenes elementales pero de gran intensidad.

Gran admiradora de Gabriele d’Annunzio y de Frédéric Mistral –quizá por eso tomó el citado pseudónimo-, recibió el Premio Nóbel de literatura en 1945. A lo largo de su vida ejerció una permanente labor reformadora en el terreno educativo y sus continuos viajes por Europa e Hispanoamérica sirvieron para difundir sus ideas y su obra. Cabe, por ejemplo, recordar que fue una de las primeras mujeres que dirigió una embajada ante la Sociedad de Naciones y que sus posiciones críticas fueron siempre incómodas para los dirigentes, no sólo de su país, sino también de otros en los que residió.

Mistral, abandonada por su padre cuando aún era un bebé, hecho que, lógicamente, la marcaría para toda su vida, se propone en su obra desnudar su dolorida intimidad y mostrar su corazón, rebosante de amor, a menudo con unos tonos hondamente religiosos.

Así, un amor trágico le inspira ‘Desolación’, publicado en 1922, y que es uno de los grandes libros de poesía amorosa de Hispanoamérica. Posteriormente, cantó el amor materno –que no conoció- y su amor a los niños, a los desvalidos , a su tierra, etc, en ‘Ternura’ (1924), ‘Tala’ (1938) y ‘Lagar’, publicado en 1954, entre otras recopilaciones.

Monolito dedicado a la poetisa

Monolito dedicado a la poetisa

Como vemos, se trata de una poesía humanísima, cargada de sentimientos y de preocupación y defensa de los humildes y de todos aquellos a quiénes la sociedad margina, cantada en un estilo sencillo, pero de una fortísima intensidad expresiva.

Sin duda, es Mistral una de las grandes poetisas de Hispanoamérica. Su obra ha señalado el camino y ha sido ejemplo para muchos poetas posteriores, que han visto en su sencillez expresiva y en su hondura humana la vía más adecuada para la expresión de su sentir.

Fotos: Gabriela Mistral : Yakoo en Wikipedia | Monolito: Yakoo en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...