Bel-Ami de Guy de Maupassant

Bel-Ami de es una de las novelas más actuales de Maupassant. Nos habla de la ambición y la mediocridad humana, de los medios inmorales que el hombre es capaz de utilizar para ascender en la escala social. El papel de la mujer en una sociedad que la excluye del ámbito político y las relaciones entre prensa y política son algunos de los temas de la novela.

Goerges Duray utilizará la seducción para ascender en la escala social

Si hace unas semanas te hablábamos de Edgar Allan Poe como uno de los escritores norteamericanos que renovaron el género gótico y de terror, ahora nos quedamos a este lado del charco para hablar de una novela de corte menos siniestro, pero escrita por su homónimo francés: Guy de Maupassant. Quizá el nombre de Maupassant propicie en tu mente imágenes de terror si has leído La Horla, o te recuerde la ironía decadente de Bola de Sebo. En el caso que nos ocupa vamos a comentar una de las novelas más crudas e inteligentes de la literatura francesa del siglo XIX: Bel-Ami.

Publicada en 1885, Bel-Ami narra una historia que bien podría entroncar con los temas recurrentes en el compendio de la obra de Maupassant. En ella encontramos los ecos de una infancia campesina y pobre, la vivida por el protagonista. Las ambiciones de los pequeños burgueses, que no se conforman con el papel que les ha tocado en la escala social, siempre demandando más. Pero, por encima de todo, la mediocridad del ser humano, que le lleva a cometer las más graves infamias con tal de conseguir lo que él cree que es éxito y reconocimiento. El amor, en este caso, solo será otra de las triquiñuelas para conseguir el sonado triunfo.

Maupassant nos cuenta una historia de su propio tiempo y nos hace evidentes las relaciones entre la prensa y la política en el París de hace dos siglos. En este contexto, George Duray irá ascendiendo peldaños a través del engaño y del oportunismo. Siendo como es un personaje no dotado, chaquetero y mediocre, se servirá de la inteligencia de su esposa, Madelaine Forestier, para lanzarse al mundo del periodismo… siendo ella la que le escriba los artículos. Lo mismo ocurrira con su amante, Clotilde de Marelle, que le guiará en los pasos a seguir para ascender socialmente, al tiempo que financiará de su propio bolsillo el éxito de Duray. Madame Walter, la mujer del propietario del periódico, le servirá para hacerse con el control de la empresa hasta casarse con la hija de ambos: Suzanne Walter. Al acabar la novela, Duray ya está pensando en la próxima batalla a emprender, la “lucha” (que nunca será limpia) por conseguir ser Ministro del Estado.

La alta sociedad parisina se revela en la novela

Todo aquello que es ruín en el ser humano será personificado por el protaginista de la novela: Georges Duray. Nacido en un enclave de pobreza, su carácter oportunista,  acompañado de la situación social y política, le harán ascender en la vida. Maupassant nos habla del papel de la mujer en la vida pública y política tras el nefasto “Código Napoleón”, que las privó de este derecho fundamental. Así, personajes como Duray sabrán aprovecharse de los consejos y la inteligencia de las féminas para atribuírse los méritos.

Un final triunfante para Duray, pero injusto para el resto de los mortales, es el que construye Guy de Maypassant en su novela. Pero ¿quién dice que la realidad sea justa?

Escena de Bel-Ami por Ferdinand Bac en Wikipedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...