Buscan restos en uno de los escenarios del ‘Cantar de mío Cid’

Se trata del lugar donde se desarrolló la famosa Batalla de Alcocer, en el término actual de Ateca (Zaragoza).

mio cid

Primera obra narrativa (es un poema épico) de la Literatura Española, el anónimo ‘Cantar de mío Cid’ viene a ser el equivalente en nuestras letras al británico ‘Beowulf’ y al francés ‘Chanson de Roland’. Cuenta, de forma libre, las andanzas del célebre Rodrigo Díaz de Vivar, concretamente los últimos años de su vida, desde que fue desterrado por el Rey Alfonso VI de Castilla.

De hecho, la primera parte de la obra es justamente el ‘Cantar del destierro’, en el cual se narra -entre otros acontecimientos- la Batalla de Alcocer, donde el Cid tomó esa localidad aragonesa para después ser sitiado en ella por 3.000 musulmanes venidos desde Valencia a los cuales terminaría derrotando.

El caso es que Alcocer es hoy un páramo a dos kilómetros de Ateca (Zaragoza) y ahora se está excavando la zona para hallar restos de aquella cruel contienda. Todo se debe a un encargo de la Diputación de Zaragoza como parte de los trabajos del Consorcio Camino del Cid, organismo que engloba a 8 diputaciones agrupadas para difundir la ruta que siguió Rodrigo Díaz de Vivar en su camino al destierro.

Claro que mucho de lo narrado en el ‘Cantar de mío Cid’ pertenece a la leyenda y de ahí la iniciativa de buscar restos arqueológicos en la zona. Con ello se pretende encontrar pruebas de todo lo narrado en la obra y así poder concretar más la llamada “Ruta Cidiana”, un reclamo histórico-turístico que pretende seguir los pasos del héroe castellano en su trayecto al destierro.

De hecho, ya se había realizado una primera excavación en esa zona, conocida con el poético normbre de La Mora Encantada. Fue en el año 2004 y se hallaron restos de un campamento musulmán que sería el del ejército que se enfrentó al Cid. Los encargados ahora de retomar los trabajos han sido los arqueólogos José Luis Cebolla y Francisco Javier Ruiz, quienes afirman haber ya encontrado nuevos materiales pero que todavía están pendientes de catalogar.

Vía: ‘El Mundo’.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...