De trópicos y primavera: Miller y el estigma sexual de su tiempo

Uno de los más fieles alter ego de Miller es ese Henry protagonista y narrador de su trilogía del deseo. De estructura formal y caótica, la vorágine que implica el desorden de sus historias se justifica porque el París de los años treinta era algo así. En sus relatos se refleja el mundo de la periferia francesa, donde la vida alborotada busca, a veces sin éxito, el sentido de la misma a través del arte, pero que a la vez se encuentra más cerca de la perdición, quizá por la concupiscencia y el exceso de aberraciones, los cuales quedaron pequeños ante el devenir de los hechos. La trilogía es conocida como La crucifixión rosada.

Uno de los más fieles alter ego de Miller es ese Henry protagonista y narrador de su trilogía del deseo. De estructura formal y caótica, la vorágine que implica el desorden de sus historias se justifica porque el París de los años treinta era algo así. En sus relatos se refleja el mundo de la periferia francesa, donde la vida alborotada busca, a veces sin éxito, el sentido de la misma a través del arte, pero que a la vez se encuentra más cerca de la perdición, quizá por la concupiscencia y el exceso de aberraciones, los cuales quedaron pequeños ante el devenir de los hechos. La trilogía es conocida como La crucifixión rosada.

Tres libros anarquistas para su tiempo, de alto contenido erótico, mordaz, explicito y sobre todo, polémico. Trópico de Cáncer, Trópico de Capricornio y Primavera Negra son relatos de la literatura universal que tratan al sexo como un tema fuera de lo común, describiendo los arrebatos y los impulsos sexuales con una normalidad y sencillez que sorprenden y que llevan al lector a explorar más allá de lo hasta entonces, tradicional y permitido por el pudor y el recato. El estilo autobiográfico (principalmente en Trópico de Cáncer), convierte a esta trilogía erótica en una bofetada a la hipócrita sociedad francesa.

Henry Miller fue un escritor muy controvertido, siempre polémico por sus escritos y su abierta manera de pensar en cuanto al sexo. Fue en 1931 que hizo su estancia en el bello Paris, cuando inicio el proceso de escritura de su mejor libro: Trópico de Cáncer. Un libro escandalosos por su contenido erótico, demasiado fuerte para la sociedad de su tiempo, pero que ha logrado mantenerse con el paso de los años como uno de los libros clásicos de la literatura universal.



Lo resaltante de su literatura, es que es un relato sincero, pulcro y preciso sobre los pensamientos naturales del ser humano respecto al erotismo. Miller no se detiene en el pudor de las palabras, sino que transcribe con naturalidad y ausente de prejuicios, los pensamientos y sensaciones del hombre (en este caso suyos, ya que el libro es autobiográfico), frente al deseo sexual. Esboza perfectamente la curiosidad y las ansias por experimentar en el campo amatorio de un personaje ficticio que representa claramente la forma de vivir del autor.

Posterior a Trópico de Cáncer le sigue Trópico de Capricornio, un libro que relata la vida del autor en la ciudad de Nueva York. Una vida caótica, desordenada y sumergida en la bohemia. En este siguiente libro, Henry Miller narra sus encuentros con diversos personajes de esa ciudad, muchos de ellos personajes poco típicos, estrafalarios y dignos de ser considerados descomunales. Es la mirada del autor a una realidad descompuesta y conformada precisamente, por aquellos que intentan huir de ellas y terminan también en la descomposición.

Entre ellos figuran delincuentes, marginales e inadaptados. Todos ellos empapados por un contexto altamente erótico, donde el sexo predomina como salida o como camino de perdición, y donde la violencia también es una constante. El tipo de sexo que Miller expresa en sus relatos se compone de un deseo fijado en lo carnal sencillamente, no se busca un amor platónico ni alguna expresión sublime o idealizada mediante le placer sexual, sino que se limita únicamente al disfrute de lo erótico como tal. Una realidad descarnada nunca más real.

Henry Miller nació en Nueva York un 26 de diciembre de 1891, casi todas sus obras se basan en su experiencias personales, por lo que es considerado un escritor autobiográfico. Su lenguaje directo, crudo y altamente erótico lo llevaron a ser polémico y resistido en su época. En todo momento, Miller buscaba desenmascarar a una sociedad que él consideraba hipócrita y falsa, de apariencia puritana, pero tan maliciosa como sus libros. Posteriormente, nacería una corriente literaria conocida como Generación Beat, siendo uno de los principales precursores.

Vivió parte de su juventud en Nueva York, donde combinó sus estudios con sus trabajaos temporales, eso hasta 1924, cuando a los 33 años de edad de3cide casarse por segunda vez. En la década del treinta, ante la insufrible Gran Depresión, decide marcharse a Francia. Lugar donde se centra únicamente a la literatura por primera vez. París sería la ciudad que lo acompañaría entonces, en su proceso creativo, de largas noches desproporcionadas por el sexo y la bohemia.

París no lo recibiría muy bien, tuvo que pasar mala vida, viviendo de sobras y alimentándose apenas. Fue en esas circunstancias que empieza a introducirse al surrealismo francés. Fue entonces que consigue trabajo como corrector de estilo en un diario, situación que aprovecha para empezar a publicar algunos artículos firmados por un seudónimo. En 1931 escribe Trópico de Cáncer. Novela considerada como pornográfica en Estadios Unidos y que sería prohibida hasta 1960.

La intención primeriza de Miller es liberar a la sociedad de sus prejuicios, especialmente a la norteamericana, que profesa su puritanismo en sus costumbres y tradiciones, pero que a vista de Miller, es sencillamente hipócrita. Sus siguientes publicaciones, Trópico de Capricornio y Primavera Negra, también serían censurados, sin embargo llegarían a entrar al mercado de masera ilegal. Con estas publicaciones y el modo en que son vendidas, Henry Miller se convierte en un escritor underground de la literatura norteamericana.

Foto: Moleskine Literario

No es hasta 1960 que logra regresar a su país, se establece en California y sigue escribiendo. Sus siguientes obras se centrarían más en la crítica social norteamericana, una descripción de su sociedad y una búsqueda de la paz y de la libertad. Su última publicación fue en el año 1980, año en que fallece. Además de escritor, fue también amante de la pintura y del piano.

La crucifixión rosada refleja con naturalidad y precisión los pensamientos humanos, desviste con una coherencia excepcional a la Francia de los años treinta. Trilogía para leer con cuidado, cruda en descripciones de encuentros sexuales y de vida mundana, relatos que sin duda muestran la cara más real de la libertad, tanto sexual como de pensamiento. Un autor que merece ser leído con atención, pues entre líneas refleja una reflexión audaz sobre la sociedad, que cada lector, puede captar y asimilar en su condición.

Foto: Peppermint Kiss Kiss

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...