El gatopardo de Guiseppe Tomasi di Lampedusa

El gatopardo de Guiseppe Tomasi di Lampedusa es una obra cumbre de la literatura italiana, ambientada en la Sicilia del siglo XIX, que ejemplifica a la perfección la caída del Antiguo Régimen en Italia y cómo la aristocracia tiene que adaptarse a los nuevos tiempos para poder sobrevivir. Contextualizada durante la unificación italiana, esta obra inaugura un tipo de mentalidad conocida como lampedusiana que se basa en la afirmación: “cambiar para que nada cambie”.

Monumento a Garibaldi

Entre 1954 y 1957, año de su muerte, Guiseppe Tomasi di Lampedusa (Palermo, 1896 – Roma, 1857) escribió El gatopardo y seis años después Luchino Visconti lo llevó al cine. Esta novela está ambientada en los años de la unificación italiana, tras el desembarco de Garibaldi en Sicilia. La obra cuenta cómo influye el fin del Antiguo Régimen en la familia de don Fabrizio Corbera, príncipe de Salina, personaje inspirado en Guilio IV di Lampedusa, bisabuelo del escritor. La llegada al poder político de la burguesía, que ya ostentaba el poder económico en Italia, supone todo un cambio para la aristocracia siciliana. Sobre todo, cuando llega a la alcaldía de Donnafugata, lugar de descanso veraniego de la familia  Corbera, un burgués de nombre Don Calogero Sedàra. Será la hija de éste, Angelica, quien enamore al sobrino de don Fabrizio, Tancredi Falconeri, personaje que simboliza el tránsito del Antiguo Régimen al Nuevo Régimen.

La obra El gatopardo es un ejemplo perfecto de cómo las clases sociales se mueven ante los acontecimientos históricos para no perder su hegemonía. A lo largo del texto, se repite una idea muy simbólica de cómo experimentó la nobleza su pérdida de poder respecto a la burguesía: cambiar algo para que nada cambie. También conocida como “gatopardismo” o a través del adjetivo “lampedusiano”, esta mentalidad es muy significativa para describir cómo el conservadurismo europeo del siglo XIX se tuvo que adaptar al nuevo mundo, construido a partir de la Revolución Francesa, para poder sobrevivir. Ante el triunfo inevitable de la revolución, el mejor provecho que se podía sacar de dicha situación era amoldándose a ella. De esta manera, se podía sacar algún beneficio. Y es que haberse enfrentado a los movimientos revolucionarios del siglo XIX hubiera supuesto la extinción definitiva de la aristocracia. En este sentido, Tancredi vuelve a ser un personaje clave en la descripción de cómo la nobleza y la burguesía se relacionan por intereses políticos y económicos.


El gatopardo no fue editado hasta un año después de la muerte de su autor. Rechazado en varias ocasiones por editoriales como Mondadori o Einaudi, el texto salió a la luz gracias a la labor de Elena Croce, hija de Benedetto Croce, quien envió a Giorgio Bassani la novela para que la publicase en la editorial Feltrinelli. Un año después de publicarse, El gatopardo obtuvo el Premio Strega, el más importante de la narrativa italiana. Tras varios años esta novela se convertiría en el primer best-seller de origen italiano.

Foto: Gonzalo Barroso

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...