‘El tiempo de la noche’, la reedición de un clásico

Publicada originalmente en 1937, la novela de William Sloane está considerada como una de las grandes obras de terror del siglo XX.

sloane

A veces, la buena literatura de terror no precisa de monstruos o entes sobrenaturales para cumplir su objetivo de inquietarnos. Basta con que envuelva a ciertos personajes en el misterio o en un halo de ambigüedad sospechosa para lograrlo. Y esto es precisamente lo que ocurre con ‘El tiempo de la noche’, un clásico de William Sloane que ha sido calificado por el maestro del género Stephen King como una de las grandes novelas de terror del siglo XX.

Aunque su autor no es muy conocido en España, recientemente la editorial Minotauro ha tenido el acierto de volver a publicar la novela. Porque data de 1937, si bien fue revisada en los años 50 para dejarla en su forma definitiva. Además, el sello de Planeta ha incluido un prólogo del propio Stephen King.

William Milligan Sloane (Plymouth, Massachusetts, 1906-1974) no fue un escritor prolífico. De hecho y aunque nos ha dejado más obras, son dos las que han quedado como clásicos del terror y la ciencia ficción. Una es la que nos ocupa y la otra (no traducida al español que sepamos) ‘The edge of running wáter’, protagonizada por un astrofísico que se traslada a una remota villa de Maine tras la muerte de su esposa para continuar sus singulares experimentos.

Tanto ésta como ‘El tiempo de la noche’ fueron publicadas con el subtítulo de “novelas de ciencia ficción con elementos de horror”. Y es muy acertado, incluso diríamos que se queda corto, pues uno de los mayores méritos de la última citada es que supera las fronteras de los géneros narrativos y puede encuadrarse, no sólo en los dos mencionados, sino también en el policíaco e incluso el de raíz mitológica (la misteriosa mujer que aparece en ella es una suerte de versión moderna de Artemisa o Hécate).

‘El tiempo de la noche’ nos presenta una larga conversación entre Bark Jones y el doctor Lister. El primero ha venido a traer las cenizas de su amigo Jerry, hijo del segundo. En la charla, le cuenta al doctor las circunstancias de la muerte del joven. Nada hay de misterioso en ella pues se suicidó pero sí en los motivos que le llevaron a quitarse la vida: de hecho, Bark cree que su esposa le indujo a hacerlo.

Ésta, llamada Selena, es la misteriosa mujer a que antes aludíamos y quizá no debiéramos hacer demasiado caso a Jones pues también estaba enamorado de ella. Así, entre “flashbacks” para conocer la historia de Bark y Jerry y las causas de la muerte de éste último e indagar en el pasado de la intrigante fémina, llegamos al final de una novela que nos mantiene en tensión y que sin duda es original en su planteamiento, brillante en su desarrollo y clarificadora en su conclusión.

Vía: ‘Fabulantes’.

Foto: Minotauro.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...