‘Gigi’ de Colette, contra la hipocresía femenina

No es la primera vez que te hablamos de Sidonie Gabrielle Claudine Colette, celebérrima escritora francesa nacida en Saint Sauveur en Puysaye, Borgoña, el 23 de enero de 1873, autora de La gata o Chérie, entre otros títulos. Aunque el primer nombre femenino (título de su primera novela) que dio fama a Colette fue el de Claudine – no hay más que recordar la enorme popularidad que tuvieron en Francia sus novelas sobre este púber que se abría al amor, al sexo y al desenfreno – lo cierto es que en la bibliografía de la escritora resuena con fuerza el nombre de otra mujer: Gigi. Publicada en 1944, se trata de una de las obras más famosas de la escritora gala. Tanto es así que, a tenor del éxito de la novela, tres años más tarde Gigi inspiró un musical en Broadway. Sin embargo, la adaptación más conocida es la que se realizó para el cine,  dirigida por Vincente Minnelli y con Leslie Caron como protagonista.

La obra nos cuenta la historia de Gilberte, una adolescente que vive inmersa dentro de un matriarcado, formado por su madre, su tía y su abuela; que cuenta con sus propias normas morales y que intenta inculcarle un objetivo concreto en la vida: pescar a un hombre rico del cual poder vivir. De este modo, la autora retrata a aquellas mujeres de clase humilde que se esfuerzan por encontrar un salvavidas que les permita vivir bien, pese que ello signifique quedar relegadas a un segundo plano, ejerciendo como amantes y no como esposas. Gigi, por lo tanto, está siendo instruida para que continúe con la ‘tradición’ familiar, pese a que, poco a poco, la muchacha irá rebelándose.

La madre de Gigi es una actriz de variedades que despreció a un rico industrial por un hombre de origen humilde del que se enamoró perdidamente (y que más tarde la abandonó a su suerte). La señora Álvarez es la abuela de la joven, aquella que se encarga realmente de velar por su futuro. Alicia es la tía, un personaje especialmente esperpéntico e hilarante, la encargada de ofrecer los más variopintos consejos a la adolescente. Desde cómo vestir a cómo distinguir las joyas verdaderas de las falsas. Las tres, desde su particular moralidad, intentan hacer de Gigi una mujer de provecho. Solo que ella tiene otros planes.

Con esta novela, Colette realiza una denuncia contra la sociedad de las apariencias, ridiculizando la hipocresía femenina. Ello, evidentemente, sin dejar de lado su embriagadora y sensual prosa, que describe detalladamente el mundo que rodea a Gigi, con los ojos bien abiertos. Para los que deseen acercarse a esta polémica escritora, este libro es la oportunidad de comprobar en primera persona por qué Colette está considerada una de las plumas más agudas del pasado siglo.

Para más información consultar Colette y la novela feminista, de M. del Carmen García Aguilar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...