‘La Retórica’, de Aristóteles

‘La Retórica’, de Aristóteles es un tratado sobre el discurso, estudiando al emisor, receptor y el contenido del mensaje, con el fin de lograr la peruasión de la verdad, de allí que requiere pruebas que pueden ser argumentativas, gestuales, etc. No se conforma con la apariencia de lo verósimil, ya que esto es superación de la logografía enseñada por los sofistas.

Antes de Aristóteles de Estagira (384 a.C.-322 a.C.) sólo habían desarrolladas como ciencias del discurso, la logografía  o retórica de hecho, que buscaba la verosimilitud con la verdad, enseñada por los sofistas, y la psicagogia, verdadera retórica para Platón porque busca la verdad y significa formación de las almas por medio de la palabra. ‘La Retórica’ de Aristóteles se divide en tres libros: primero del emisor o productor del discurso, habla como la el orador adapta su discurso según su público; segundo, del receptor, dedicado al público o al auditorio, estudia las pasiones, vicios, virtudes y el mecanismo de las emociones como la felicidad, el dolor y el miedo.

El libro tercero del mensaje o discurso, estudia las figuras literarias que intervienen en la elocución, también la disposición de cómo esta ordenado el mismo y sus partes. Se buscaba con este tratado, que la persona sabia y honesta tenga autoridad y sea reconocida por todos. Lo fundamental del discurso es la argumentación, aquí no todos los argumentos son verbales, existe el entimema, un silogismo aparente, que podría ser un gesto como el silencio elocuente o la conmoción del público al mostrar las heridas de un cadáver. Es una forma de manejar la opinión pública para obtener resultados favorables.

"Busto de Aristóteles de Estagira"

"Busto de Aristóteles de Estagira"

Persuadir cuidando del discurso
El orador debe estar atento a la opinión de la mayoría y a la de los más sabios, debe estar al tanto de la ideología predominante. El discurso del orador se llama micro discurso y está enmarcado en el discurso de la mayoría o macro discurso, también llamado creencia, ideología u opinión pública.


Lo verosímil no es una relación con lo real, tiene que ver con lo que la mayoría de la gente cree que es real. Se debe adecuar micro y macro discurso, el discurso remite a otro discurso, la voluntad persuasiva es esconder esta relación referencial entre los dos discursos.

Platón y Aristóteles, del fresco del Vaticano La escuela de Atenas, pintado por Rafael Sanzio.

Platón y Aristóteles, del fresco del Vaticano La escuela de Atenas, pintado por Rafael Sanzio.

La literatura también se construye sobre una relación con la realidad,  pero a un texto puramente retórico le faltaría el elemento tensional para ser literario. La retórica trata de un método para persuadir, no tiene premeditación en cuanto a la materia. El resultado de la persuasión es la catarsis en el público. Según su objetivo, la retórica tiene tres géneros: el deliberativo, que exhorta a hacer algo con consejos; el demostrativo, relacionado al elogio o la ofensa, su recurso es la amplificación del sentido, y el judicial que tiene que ver con la acusación o defensa, relacionado a los entimemas.

Conclusión
La retórica es sistematizada por Aristóteles para persuadir a un auditorio de una verdad, por la base ética que le da su método de trabajo como filósofo. Los tres géneros retóricos pueden combinarse o estar presentes en los géneros literarios. Se cuida el lenguaje en la retórica pero su fin no es solo estético, debe mover al público a reacción por catarsis y se debe adecuar el discurso del orador al de la mayoría para dialogar y convencer.

Lectura del libro | ‘La Retórica’, de Aristóteles

Imágenes:

G.dallorto en Wikipedia

Jacobolus en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...