Los cuatro jinetes del Apocalipsis, de Blasco Ibañez

La obra de Blasco Ibañez que te proponemos hoy es una de las más ambiciosas de su carrera literaria. Con Los cuatro jinetes del Apocalipsis, el escritor intenta desgranar las razones de fondo que desembocaron en la I Guerra Mundial, a través de la historia de dos familias enfrentadas. Masón, librepensador y republicano, Blasco Ibañez es uno de los escritores españoles más importantes de principio de siglo.

La llegada del Apocalipsis

En la pimera parte del sexto capítulo del Apocalipsis, incluído en el Nuevo Testamento, se nos habla de los cuatro jinetes, cada uno de ellos montado en un caballo. La importancia del Apocalipsis en general, y de la representación de los jinetes en particular, tiene mucho que ver con la enorme simbología escondida tras ellos. Además, claro está, de por haber constituído una gran fuente de inspiración para distintos artistas a lo largo de la historia… entre los cuales encontramos al escritor valenciano y republicano Vicente Blasco Ibañez. Dice el Apocalipsis que el caballo blanco representa la victoria, el rojo la guerra, el negro el hambre y el amarillo, la muerte. Esta misma simbología será recogida por Blasco Ibañez para componer un relato sobre (y contra) la destrucción masiva que comporta una contienda mundial.

Los cuatro jinetes del Apocalipsis fue un libro realizado por encargo del Presidente francés Raymond Poincaré, que instó al escritor a componer un texto sobre la guerra, en concreto sobre la I Guerra Mundial, explicando sus conflictos, sus causas y sus consecuencias. Poco después de su publicación en 1916, la obra se convirtió en todo un éxito, sobre todo entre la crítica y el público norteamericano de la época. No en vano, directores como Vicente Minelli han llevado la historia a la gran pantalla. Una historia que ya se ha convertido en un relato épico contemporáneo, a juzgar por las muchas variaciones que de la trama encontramos hoy en día.

Así, el texto cuenta la historia de dos familias, los Desnoyers y los Hartrott. Después de la muerte del patriarca, los Hartrott se marchan a Alemania y los Desnoyers emigran a Francia. Con la llegada de la contienda, las dos familias se ven abocadas al enfrentamiento, por pertenecer a bandos opuestos. El contexto es una Europa derruída por la guerra, sacrificada por unos intereses que Blasco Ibañez personifica en los cuatro jinetes. Un apocalipsis en toda regla es aquello que supone que familias y amigos, países pertenecientes a una misma Europa, se enfrenten entre ellos.

Retrato del autor

De entre las ruinas de este doloroso escenario de muerte y destrucción, Blasco Ibañez deja un pequeño lugar a su confianza en el resurgimiento del hombre. Masón, librepensador y republicano, adscrito al naturalismo literario y con fuertes componentes costumbristas y regionalistas, nunca llegó a ingresar el la Generación del 98. Siempre ligado a su tierra amada, Valencia, con Los cuatro jinetes del Apocalipsis Blasco Ibañez realiza una de sus obras más ambiciosas. Por su contexto, su voluntad universal y por tratar de desgranar las razones de fondo de lo que a muchos les parece inexplicable: la guerra.

Pintura del Apocalipsis por Relaciones Divinas en Picassa

Retrato del autor por Wikipedia Commons en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...