‘Madame Bovary’, de Gustave Flaubert

Gustave Flaubert es el creador de Emma Rouault, un personaje clásico de la literatura universal. en su novela `Madame Bovary´, esta joven y hermosa mujer decide engañar a su marido porque este la tiene descuidada. En su mente persiste el ideal de la satisfacción del deseo de las novelas románticas, situación que la decide a tener dos amantes y la lleva al suicidio una vez arruinada su fortuna.

Gustave Flaubert (1821-1880) fue representante del realismo literario francés, con influencia del naturalismo. Se dice que para ‘Madame Bovary’ (1856) se inspiró en un caso médico que encontró en unos archivos, ya que su padre le enseñó algo de medicina, pero Gustave se decidió por la carrera de derecho. En esta novela, Emma Rouault se casa con Charles Bovary, un hombre mayor, oficial sanitario, mediocre en su oficio y poco apasionado en el amor, razón por la cual lo engaña con dos amantes.

Emma era una hermosa joven de campo, cuyo padre era paciente de Charles Bovary, vivía en la región de Normandía y de casada pasa a Yonville, un área algo carente de sol, de clima lluvioso. Emma ha leído obras románticas desde su adolescencia y tenía idealizado un marido distinto a Charles, ella le da oportunidad de que se vuelva romántico, pero como no ocurre esto, le engaña con el terrateniente Rodolphe Boulanger y al final con el estudiante Léon Dupuis, con quien gasta su fortuna.



El ideal romántico cuestionado
Emma cree que puede alcanzar la vida romántica de las novelas, en una suerte de evasión de su realidad, lo que le motiva a casarse con Charles es el hecho de dejar la granja de su padre. Emma está rodeada por la mediocridad, por eso ve en el palacete de Boulanger, el ideal de vida del romanticismo, pero este hombre solo la toma como pasatiempo, pues es un hombre de mundo. Con Léon tiene dos etapas, la primera en que no se acuesta con él y la segunda sí, donde ella gasta en él.

Léon es un mediocre estudiante de derecho, que se divierte a expensas de Emma, incluso es menor que ella, sólo ella se decide por él porque Charles no le da la debida atención. El fatal desenlace llega cuando ella se da cuenta de que ha despilfarrado todo su dinero y que su esposo se dará cuenta de ello, la única huida que ve es suicidarse con veneno. Una de las mejores adaptaciones al cine de esta novela es la película de Claude Chabrol de 1991, que caracteriza a Charles como un hombre torpe y descuidado.

La pequeña esperanza de progreso en Charles Bovary se desvanece en Emma, cuando su esposo y el farmacéutico Homais L’Hereux ocasionan gangrena en un patiabierto, al intentar curarlo. Desde ese momento Emma pierde toda consideración por Charles y no sienta cabeza ni aún por su hija Berthe, a la que no quiere mucho por considerarla fea. Madame Bovary es un personaje que despierta compasión porque se cree el rol de los personajes de novela, a modo del Quijote con las novelas de caballería.

Los elementos de la naturaleza
Flaubert recurre a ciertos tópicos del romanticismo acerca de la naturaleza para acompañar la presentación del ideal romántico de Emma. La hija de los Rouault, sueña con una vida llena de sensualidad y lujo, que conocía solo por sus lecturas, por ello, el castillo de Vaubysseard de Boulanger era su esperanza de felicidad. Ella está en conflicto entre su mundo interior y exterior, ya que la naturaleza que rodea a Emma es pobre, monótona, su entorno es pequeño y mediocre.

El color verde representa lo fantasmal en Flaubert, lo muerto, Tostes o Yonville representan la frustración de los deseos de Emma, solo este paisaje será bien visto por la Bovary cuando pasee en coche con Rodolphe, porque siente su deseo satisfecho en su ánimo. Incluso con este terrateniente, Emma se maravilla por el sol, pero al regresar a Yonville vuelven a aparecer los signos negativos como el barro, los matorrales. Por otro lado la luna simboliza las fases del amor, aparece cuando Emma huye con Léon.

Cuando Emma espera que Charles se vuelva un amante vehemente, le pide a la luna este cometido, porque representa misterio y magia. La lluvia aparece cuando Léon abandona a Emma, tiene una carga negativa, arrasa con los sentimientos tiernos del amor. Cuando Emma está enferma, la nieve simboliza inmovilidad y vacío. La lluvia, el barro y la humedad se oponen a la realización del deseo representado en el sol. Emma vive una carga emotiva disociada de su marido, conforme le engaña más se aparta de él.

El adulterio
El tema de fondo es la racionalidad para generar el engaño en Emma Bovary, su adaptación a los amantes por salir del tedio de su marido, quien solo tras el suicidio de Emma, descubrirá que lo burló con León, lo increpará y morirá. El quiebre del matrimonio se produce por negligencia de Charles Bovary, quien está más ocupado en sus pacientes que en atender a su esposa. Aparte de su torpeza para el amor, Charles viene de enviudar de una mujer tiránica, lo que no lo presenta preparado para Emma.

El narrador toma distancia de su protagonista, pero en cierta forma justifica su conducta al patentar los defectos de Charles Bovary, al menos reconoce la motivación en Emma de engañar a su marido por el descuido en que la tiene. Emma privilegia su deseo como su más caro objetivo, anhela el ornato del castillo de Rodolphe por romper con el tedio de su ambiente casero, paga a Léon viajes, hoteles y regalos, con tal de retenerlo, pero el pasante de abogado no tiene el valor para quedarse definitivamente con ella.

Flaubert tuvo que comparecer a juicio por esta novela, ya que la sociedad machista la condenó como inmoral. Sin embargo lo que impresiona es el trazo de la personalidad de Emma, una mujer bella, delicada y educada lo mejor posible por sus padres, esto la hace más refinada que su esposo Charles, más sensible, aún dentro de su ideal romántico, el engaño es una consecuencia del tedio y monotonía de su vida, se puede ver a Emma como una heroína de novela, una mujer que muchos buscarían tratar mejor.

Conclusión
Flaubert cuestiona los ideales románticos desde la perspectiva del realismo literario al presentar a Emma Bovary como víctima de la ilusión y la esperanza en la satisfacción del deseo. En su época, esta novela sacudió el mundo de la crítica porque recreó el adulterio como una consecuencia del descuido del marido, más que como una falta de la esposa. En la obra la pequeñez y monotonía de la naturaleza acompañan los sentimientos de frustración de Emma, quien siempre busca salir a satisfacer su deseo.

Lectura de la novela | ‘Madame Bovary’ en iTematika

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...