Un sueño americano, de Norman Mailer

Norman Mailer es considerado uno de los niños terribles de la literatura que se escribe desde América del Norte.

Norman Mailer en 1946

Norman Mailer en 1946

Norman Mailer, nacido en 1923, es el enfant terrible de la literatura americana. En su trabajo, golpea y deja herida de muerte a toda la mitología que existe alrededor del “sueño americano“… Vaya por delante que el título de esta novela es irónico.

Mailer representa en su libro a la gente de la alta sociedad norteamericana (empresarios, periodistas, académicos) que van llegando poco a poco EE.UU., pero también aprovecha para dibujarnos a sus propios demonios: el sexo, el alcohol y las drogas; que a menudo, conducen al suicidio.

El personaje principal Stephen Rojack veterano de la Segunda Guerra Mundial, es un ex congresista, profesor de psicología en la universidad y presentador de un programa de televisión. Hizo su fortuna a través de un un matrimonio con una joven heredera: Deborah.

Pero después de nueve años de matrimonio, descubre la verdadera naturaleza de su cruel y viciosa mujer. Una noche durante una pelea, él la va a matar por accidente. Intentará hacer creer a todos que se trata de un suicidio, Deborah se ha tirado por la ventana.


Rojack tendrá que hacer creer esta mentira a la policía y a la familia de su difunta esposa. La trama tiene lugar en dos o tres días, unos días oscuros en los que el protagonista frecuenta bares y prostitutas que cantan en las salas de baile de moda.

A lo largo de la novela, los animales aparecen a través de metáforas (la mujer a menudo se compara con un cervatillo) y hay lugar para la psicoterapia (numerosas imágenes de cuevas, cavernas, grutas), Mailer pone a las personas en el centro de la lucha entre el bien y el mal, entre Dios y Satanás. Dan la impresión de estar divididos entre sus impulsos animales (el sexo, el alcohol, el incesto), y su deseo de redención. También es una lucha entre la vida y la muerte, la muerte que puede ser voluntaria, la condición humana de aceptar la derrota. Mailer nos regala también una imagen muy hermosa sobre el suicidio: que libera el alma antes de que se destruya con el cuerpo.

El alma y el cuerpo, la mente y la animalidad, Dios y Satanás. La lucha es eterna y la elección parece ser imposible; Mailer no da soluciones: Dios y Satanás están involucrados en una guerra y Satanás puede ganar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...