Vargas Llosa termina una obra de teatro

Inspirada en el ‘Decamerón’ de Boccaccio, se titula ‘Los cuentos de la peste’ y se estrenará a finales de este año.

Escritor Vargas Llosa

Aunque sin duda es más conocido por sus novelas, el Premio Nobel peruano Mario Vargas Llosa (Arequipa, 1936) cuenta también con una amplia trayectoria dramática a sus espaldas. Al margen de ‘La huida del inca’, una obra escrita en los años cincuenta y que permanece sin estrenar, su primera pieza llevada a los escenarios fue ‘La señorita de Tacna’ en 1981, que trata sobre un desengaño amoroso y, en un sentido más profundo, sobre el arte de fabular historias.

En este último tema inciden también ‘Kathie y el hipopótamo’ y ‘La Chunga’, mientras que ‘El loco de los balcones’ nos presenta la historia de un arquitecto fascinado por las casas coloniales de Lima. En fin, la producción dramática de Vargas se completa con ‘Ojos bonitos, cuadros feos’, ‘Al pié del Támesis’ y las adaptaciones libres ‘Odiseo y Penélope’ y ‘Las mil y una noches’.

Ésta última, fechada en 2010, se basa en el famoso libro árabe de la Edad Media. Y el escritor parece haberle tomado gusto a la literatura de aquel periodo, pues acaba de terminar otra pieza teatral inspirada por varios relatos del ‘Decamerón’ de Giovanni Boccaccio, clásico por excelencia de las letras italianas. La ha titulado ‘Los cuentos de la peste’ y se estrenará en Madrid a finales de este año con dirección de Joan Ollé. Son ocho historias, algunas de las cuales serán -simplemente- recitadas mientras que otras serán representadas por actores. Al parecer, el propio Vargas está pensando en participar en el reparto haciendo un pequeño papel (algo que ya sucedió en ‘Las mil y una noches’) pero tendrá que «permitírselo su esposa», según propia confesión.

En ‘Los cuentos de la peste’, igual que en la obra de Boccaccio, varios jóvenes florentinos se reúnen en una villa a las afueras de la ciudad para huir de esa epidemia, que la azota. Como entretenimiento, se dedican a contarse breves relatos. Éstos son reinterpretaciones de los creados por el autor italiano. Así, por ejemplo, el del halcón, que narra el enamoramiento del doncel Alberighi, y el del noble Nastagio de los Onesti, de tono sobrenatural.

No es casual la elección de Vargas, pues -según dice- Boccaccio siempre le ha fascinado tanto humana como literariamente y «se siente muy próximo a él». Pero el Nobel peruano, que ha cumplido setenta y ocho años el pasado mes de marzo, no está dispuesto a parar. De hecho, ya está pensando en su nueva obra, quizá un libro autobiográfico sobre su estancia en Paris durante la década de los sesenta del pasado siglo.

Vía: ‘La Vanguardia’.

Foto: Ricardo Alfonsín.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...