Dibujantes Vs. Guionistas

La polémica acerca de la importancia del dibujo en la historieta por sobre el guión ha provocado la aparición de esperpentos del cómic. Es tiempo de valorar a los guionistas y su aporte a la inteligencia de la historieta.

Esta semana me entrevistaron del portal de Terra para saber mi opinión acerca de lo que se considera un buen cómic. Es un punto muy interesante ya que la mayoría de personas tiene una idea distorsionada de lo que es una historieta. No faltan aquellos que identifican con literatura para niños. Incluso en algunos casos se omite el término literatura.

Pero pasemos a comentar una corriente acerca de la supremacía del dibujante como necesidad para obtener un buen cómic. En la actualidad existe una corriente que reclama a la historieta como el reino de los dibujantes. Gracias a esa sesuda propuesta teórica tenemos algunos esperpentos que carecen de trama, argumento, desarrollo de personajes, etc. Lamentablemente algunos dibujantes se han colgado el cartel de autores de cómic sin desarrollar plenamente el verdadero arte de contar historias con viñetas. Una historieta no es una simple sucesión de dibujitos.

El prejuicio habitual

Comúnmente los dibujantes comentan que la historieta perfecta es aquella que se puede narrar solo con imágenes. Aquella que no necesita los globos de texto o bacadillos para reforzar la historia. Me pregunto cuál es el sentido de eliminar una de las herramientas más creativas de la historieta. Un globo de pensamiento de una historieta permite descubrir la personalidad y deseos secretos de los personajes de una manera magnífica. Es absurdo prescindir de ellos cuando el cine ya quisiera tener esa herramienta. Sin embargo los dibujantes lo desprecian. Todo debe contarse con imágenes argumentan. Se olvidan estos señores dibujantes que la capacidad de expresar ideas y emociones a través de los signos lingüísticos constituyó un gran salto en la evolución del cerebro humano. Pero, claro, para estos señores lo ideal es que si queremos transmitir la idea casa, la dibujemos… utilizar el concepto en signos alfabéticos es un atentado al arte de las historietas para estos señores. A pesar de exige una mayor capacidad intelectual tanto del que emite el mensaje como del que lo recibe.

Por el lado contrario no hay guionistas que asuman a la historieta como solo el guión. Tienen los pies sobre la tierra los guionistas. Sobre todo porque si desean contar una historia solo con textos tienen para ello los cuentos. En el caso de los dibujantes contra una historia es materia de una historieta, aunque hay varios cuadros pictóricos que son capaces de contarnos toda una historia solo con imágenes. El ejemplo clásico (aunque no se trate de un cuadro exactamente) es la capilla sixtina del Vaticano pintada por Miguel Angel.

Una historieta debe ser ante todo una historia. Debe por tanto tener algún argumento o idea a comunicar. Una ilustración no es una historieta. Una sucesión de dibujos en desorden tampoco lo es. Lo básico de la historieta es tener algo que contar. Luego viene el desarrollo del guión y las ilustraciones y globos de texto que lo acompañan. Tanto los dibujos como las palabras son complementos que organizan y encaminan la historia. Caso contrario estamos frente a un album de ilustraciones y no frente a una historieta.

Los grandes guionistas:

La historia del Cómic o historieta ha contado con grandes autores, capaces de componer verdaderas obras maestras. Son muchos los guionistas que han entregado obras espléndidas sin compartir el status de dibujantes. Aquí una reseña de algunos de ellos:

René Gosciny
El más grande de los guionistas franceses del humor. Dejó para la historia de la historieta obras memorables como Iznogoud, que relataba las desventuras de un visir ambicioso por ocupar el trono del Sultán, o el popular Lucky Luke, el vaquero más rápido del Oeste que en compañía de Jolly Jumpler y Ran tan plán se enfrentaba a temibles villanos como Billy The Kid, Jessy James o los hermanos Dalton. La colaboración de Gosciny con el dibujante Morris en las aventuras del vaquero solitario es una de las más afortunadas de la historieta francesa y solo fue superada por otra dupla genial en la que participó, para variar, nuevamente René Gosciny. Me refiero a la dupla que hizo con Albert Uderzo para la creación del héroe más popular de Francia: Astérix. Sobre el pequeño guerrero galo se ha escrito mucho, basta mencionar fantásticas aventuras como “El escudo arverno” para comprobar que Gosciny era un genio entre los guionistas.

Alan Moore
Moore es probablemente uno de los más grandes guionistas de la historia del cómic. Su talento ha sido celebrado muchas veces, pero aún hay mucho por decir de este extraordinario autor. Su obra más popular es aquella que realizó para la DC con personajes como La Cosa del Pantano y Batman (especialmente en la novela gráfica de este último: La Broma Asesina). Sin embargo, su obra maestra es From Hell, verdadero monumento del cómic que no tuvo una adaptación cinematográfica a la altura, a pesar de contar con uno de los mejores actores de Hollywood: Jhonny Deep.

Stan Lee
Probablemente el viejo y querido Stan Lee sea el guionista más popular del planeta. Un verdadero monstruo de la creatividad, le debemos al entrañable Hombre Araña, los fabulosos Cuatro Fantásticos, el invencible Ironman, el increíble Hule y tantos superhéroes más que se hace difícil enumerarlos. La obra maestra de Lee probablemente sea Los Cuatro Fantásticos, obra que publicó en sociedad creativa con el dibujante Jack Kirby. El venerado “rey” Kirby es otro gigante del cómic al que le debemos, entre otros personajes, al Capitán América. Todo un símbolo de los Estados Unidos. En el caso de Lee prefiero su obra en colaboración con John Romita para su asombroso Hombre Araña, aunque si de personajes se trata mi favorito fue uno que creó en sociedad con Steve Ditko, el inefable J.J. Jameson. Stan Lee es una leyenda viviente del cómic.

Solo son tres de los guionistas más representativos de la historia del cómic. Pero son, sin duda, alguna, una muestra cabal de la importancia de las ideas en la historieta. Algo que no siempre acompaña a los dibujantes. La polémica siempre existirá, pero las grandes duplas de guionista – dibujante siempre han entregado buenos momentos.

Nota: La entrevista fue hecha por Terra al Sr. Enrique Cáceres Alejos, editor peruano de Comics y escritor de la revista digital Libros Peruanos.com.

Las Fotos han sido obtenidas de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...