‘Relato soñado’, de Arthur Schnitzler, en cómic

La obra en que se basó ‘Eyes Wide Shut’ de Stanley Kubrick se convierte en novela ilustrada de la mano de Jakob Hinrichs.

Tom Cruise y Katie Holmes

Fuera de los círculos académicos, el escritor austríaco Arthur Schnitzler (Viena, 1862-1931) es hoy más recordado por las versiones cinematográficas que se han realizado de sus obras que por la fama de éstas. Así, en los años cincuenta del pasado siglo, Max Ophüls filmó ‘La ronda’, versión de su obra homónima (un ciclo dramático de diez piezas en un acto engarzadas por sus protagonistas), con Anton Walbrook, Simone Signoret y Gérard Philipe como protagonistas.

Más reciente es el caso de su novela ‘Relato soñado’, que fue llevada al cine por Stanley Kubrick con el título de ‘Eyes Wide Shut’ e interpretación de Tom Cruise y Nicole Kidman. Y precisamente ahora la editorial Nórdica nos trae una versión de esta obra en cómic preparada por el ilustrador Jakob Hinrichs.

No obstante, Arthur Schnitzler merece mayor fama póstuma pues fue un auténtico experimentador de la narrativa. Antes de que James Joyce crease su ‘Ulises’ y Proust su monumental ‘En busca del tiempo perdido’, el escritor austríaco ya había introducido en sus obras técnicas como el monólogo interior, las anécdotas cruzadas, la variación de puntos de vista del narrador o la metaficción (el relato dentro del relato). Pertenecía a una acomodada familia judía de la burguesía vienesa y vivió todo el esplendor cultural que por entonces albergaba la capital austro-húngara. Comenzó su carrera literaria en el teatro con obras como ‘Amoríos’ (también llevada al cine por Ophüls) y la citada ‘La ronda’, que provocaron un gran escándalo en su época por tratar temas como el adulterio y por su abierto erotismo.

Más tarde, empezó a cultivar la narrativa. Entre sus novelas, destacan ‘El teniente Gustl’, ‘La señorita Else’, ‘Doctor Gräsler’ y ‘Teresa: crónica de la vida de una mujer’. También ‘Relato soñado’ está protagonizado por un médico, el doctor Frigolin, quién, tras una discusión con su esposa, deambula por las calles. Es carnaval y casualmente se entera de la celebración de una fiesta. Logra colarse en ella pero una mujer le advierte de que debe marcharse inmediatamente. Sin embargo, opta por quedarse y esta decisión le sumirá en una espiral de falsas ilusiones, sexo y peligro que, no sólo hará peligrar su matrimonio, sino también su propia estabilidad mental.

La novela fue escrita por Schnitzler en 1926 y hoy es considerada un clásico de las letras germanas. La edición en cómic que ahora nos trae Nórdica contiene, además, el texto íntegro de la obra al final del volumen y, sin duda, constituye una magnífica forma de acercarse a la creación de este singular escritor al que Sigmund Freud consideraba algo así como su «doble literario» y que, por la audacia de sus técnicas narrativas, no ha perdido un ápice de vigencia.

Vía: Nórdica Libros.

Foto: Jay Tamboli.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...