Tolkien Animado

El Señor de los Anillos, de Peter Jackson no es la única versión fílmica de los libros de Tolkien. Aquí un resumen de las tres películas que se realizaron a finales de los 70’s en animación. Incluyendo la genial película de Ralph Bakshi

El común de la gente conoce El Señor de los Anillos como una de las películas más taquilleras de los últimos tiempos, y un libro muy largo escrito hace mucho tiempo por un escritor inglés llamado Tolkien. Pero no todos se ponen a analizar realmente la obra de Tolkien. Era un filólogo y profesor de lenguas y literatura. Era un estudioso de las lenguas muertas, e incluso creó idiomas para sus libros.

Tolkien siempre fue respetado, por lo que tardaron tantos años en hacer una película sobre sus libros, que se empezaron a publicar a fines de la década del treinta. Pero esto que acabo de decir no es del todo cierto. La película de Peter Jackson, con Ian McKellen y Elijah Wood, no es una idea tan original. Hubo otras películas basadas en la obra de Tolkien.

El Hobbit
En 1977 la NBC y la Warner Brothers realizaron una película basada en el Hobbit en dibujos animados. Se habían inspirados realmente en la versión radial que había realizado la BBC en 1968. La película del Hobbit fue dirigida por Jules Bass y Arthur Rankin Jr. Ésta adaptación es absolutamente fiel al libro, incluso hay larguísimos diálogos extraídos directamente de las páginas de Tolkien. Los personajes principales están muy bien logrados, más que nada Gandalf el mago, que lleva por donde valla un halo de misterio y oscuridad, con sus espesas cejas y sombrero de punta. Pero la verdad es que la gran mayoría de los personajes son bastante pobres. Los dibujos que representan a los Elfos y Orcos son bastante burdos, e incluso los Elfos son tan feos como los Orcos. Ése es el único punto donde Rankin y Bass se alejan de Tolkien: los elfos en esta versión son feos, bajitos y son una suerte de aborígenes que andan por el mundo gritando y saltando.



El Señor de los Anillos
En 1978 el productor Saul Zaentz (famoso por producir las películas del director checo Milos Forman, responsable de genialidades como Amadeus, Un vuelo sobre el nido del Cucú y El Escándalo de Larry Flint. Obtuvo por las tres el oscar al mejor director) se juntó con un genio del cine de animación llamado Ralph Bakshi con el proyecto de realizar la película de El Señor de los Anillos, para la cual ya había adquirido los derechos. Bakshi, que había nacido en la Palestina británica pero vivido en los Estados Unidos durante toda su vida, es el realizador de Fritz el Gato, la adaptación al cine del personaje de Robert Crumb, y Cool World (una especie de Roger Rabbit para adultos, en la que un detective entra en el mundo animado, pero el equilibrio entre este y el mundo real puede romperse si un dibujo y un humano tienen relaciones sexuales), entre otras.
La adaptación fue excelente, tiene la misma majestuosidad que el libro y los personajes muy bien logrados. Bakshi no es un director para todos, hay muchas personas a las que esta versión no les agradará, es muy particular. Para realizar algunas de las escenas más difíciles, utilizó la técnica llamada Rotoscopía, que le permite unir dibujo con actores reales en una misma imagen, dando un efecto super-realista en las imágenes.
Lo malo de esta película es que todos estaban preparados para que sea una película doble, que contara con una segunda parte. Pero nunca se realizó, porque la primera no tuvo el suficiente éxito. Por lo tanto la película termina, pero la historia no.
Grandes actores formaron parte del staff de esta película, pero la gran mayoría son poco reconocidos. En cambio, el gran actor John Hurt, formó parte de este film pero como un personaje secundario, el amigo de Frodo: Merry.
Muchos de los lectores de Tolkien condenan este film porque tiene algunos errores y algunos cambios en los personajes. Uno de los fallos más grandes que tiene son los Orcos, que realizados con rotoscopía parecen sombras de fondo con ojos y colmillos que brillan, aunque a mi humilde opinión esto les da cierto misterio. Per donde si hay un claro fallo es en el monstruoso Balrog, el ser que vive en las profundidades de las minas Moria, que en esta película se nota mucho que es un muñeco.
Es indudable, igualmente, que Peter Jackson sabe valorar esta excelente película, ya que hay muchas escenas de su propia versión que citan a la versión de Bakshi. En especial las escenas en la puerta de las minas Moria y las escenas en el pueblo de los Hobbits. Sin hablar que ambas películas comienzan mostrándonos la historia del Anillo Único y dándonos a conocer la existencia de otros 19 anillos y mostrándonos a los 9 hombre, 7 enanos y 3 elfos que recibieron estos mágicos regalos, a pesar de que este detalle no influya mucho en la historia, pone un marco y una presentación a ambos films.

El Retorno del Rey
Tras el inesperado fracaso de la película de Baskhi, los directores Jules Bass y Arthur Rankin Jr consiguieron los derechos para el Señor de los Anillos, pero lo que hicieron no fue un acierto ni mucho menos. Como ya existía la versión de Bakshi, decidieron realizar una película llamada El Retorno del Rey, basada en el tercer libro de la trilogía de Tolkien. De esta manera la nueva película arranca en el punto que había dejado la anterior, a pesar de la estética absolutamente diferente: al lado de la oscura animación de Ralph Bakshi, el Retorno del Rey parece una película naive de Disney.

En este film vemos toda la guerra del anillo, y la nueva alianza de los pueblos libres de la tierra media. Está bastante bien lograda, aunque cometió errores peores que su predecesora, para dar un ejemplo clarito, los jinetes negros son parcas con cara de calavera montando en caballos negros con alas. Aunque se redimen un poco con el Rey Brujo, el jefe de los jinetes negros que está bastante bien logrado, pero nunca al nivel de Peter Jackson. Finalmente esta película tuvo menos éxito que la de Bakshi.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...