El curioso caso de Benjamin Button, una historia sobre el paso del tiempo

El curioso caso de Benjamin Button es un cuento escrito por Francis Scott Fitzgerald que narra la historia de un hombre que nació viejo y murió joven. Una historia que habla del paso del tiempo y de la fugacidad de la vida humana.

¿Qué pensarías si al ir a ver a tu hijo por primera vez en su cuna, a las seis horas de nacer, te encuentras en su lugar a un hombre de 70 años sentado en un balancín? ¿Una broma de las enfermeras o una broma del destino? En el caso, curioso donde los haya, del señor Button fue la segunda opción. Y esa es precisamente la historia que Francis Scott Fitzgerald nos explica en su cuento, El curioso caso de Benjamin Button, un niño que nació viejo y murió joven.

Brad Pitt y Cate Blanchett fueron los encargados de dar vida a los protagonistas del cuento en la gran pantalla

¿Cuál debió ser el primer pensamiento del señor Button cuando, en lugar de un encantador y tierno niño, se encontró a un septuagenario? La negación, evidentemente. –“¡Mientes! ¡Eres un impostor!”- fueron sus palabras exactas. A lo que Benjamin, todavía sin nombre, responde: -Bonito modo de recibir a un hijo recién nacido-. En cuanto al nombre que debía ponerle a su hijo, el señor Button lo tenía claro, Matusalén, un nombre que, según él, casaba perfectamente con su apariencia; aún así finalmente accedió a llamarlo Benjamin, Benjamin Button.

De esta forma, a lo largo de 11 cortitos capitulos, Fitzgerald nos narra las aventuras, emociones y problemas con los que se encontrará el protagonista, un hombre que físicamente vivía al revés, aunque en lo que se refiere a la experiencia el proceso siguiera su curso. ¿Cuántas veces hemos deseado unir la juventud con la experiencia de la vejez? Pues bien, cuidado con lo que deseamos, Benjamin Button lo consiguió, y a los 25 años era un joven apuesto con la experiencia de un hombre de 50. Aunque el precio que tuvo que pagar fue, quizá, demasiado elevado. Se trata de un cuento convertido en drama que nos hace reflexionar sobre la vida humana, sobre el paso del tiempo y la rapidez con la que pasa nuestra vida. Un cuento que nos demuestra el error que cometemos al desear cambiar la naturaleza, el transcurso natural de los hechos.

Fitzgerald escribió esta obra en los años 20, unos años antes de publicar su inmortal El Gran Gatsby, una obra que lo convertiría en uno de los autores más importantes del s.XX. De hecho, tanto un título como el otro han sido adaptados a la gran pantalla, ambos cosechando un gran éxito tanto entre la crítica como entre el público, una muestra más de la grandeza de este hombre, este artista. El Gran Gatsby fue dirigida por Jack Clayton mientras que el hombre al mando en El curioso caso de Benjamin Button fue David Fincher.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...