El que esquivaba las balas de Ray Bradbury

El cuento de Ray Bradbury, El que esquivaba las balas, se escribe en plena guerra mundial con un ánimo de propaganda americana antinazi, pero también rescantando la inocencia de un adolescente que se aferra a su niñez para tenerla como escudo ante la violencia de la guerra. Este joven, Johnny Choir se deja llevar por su anhelo de esquivar las balas que tuvo desde niño cuando jugaba a la guerra con sus amigos, para convencerse de que está jugando y no darse cuenta de que ha matado a varios enemigos, los que piensa que se han quedado tirados actuando o durmiendo.

Ray Bradbury (Estados Unidos, 1920) escribió relatos cortos para la revista Weird Tales, escribe un cuento del tiempo de la segunda guerra mundial; El que esquivaba las balas (1943), que contiene propaganda americana, la ridiculización de los alemanes y por ello de Hitler y una nueva visión del soldado adolescente, no contaminado por una ideología como el nazismo Johnny Choir, de 18 años enfrenta la guerra en África como si fuera un juego de niños, reviviendo su infancia.

Choir se porta infantilmente, dispara con alegría, grita expresiones infantiles al disparar como “¡te dí! ¡Estas muerto!”, la onomatopeya “¡Bang!” y “Fallaste”. Su inocencia le salva la vida ante la sorpresa de su compañero Eddie Smith, quien concluye que Dios lo ha protegido apiadado de su mente de niño. La acción heroica de tomar dos nidos de ametralladora la realiza Choir solo, esquivando las balas, en una hipérbole de la potencia de las tropas americanas.

 

Jugar a la guerra: El juego es una liberación, los niños que juegan a la guerra con pistolas de latón o madera no están comprometidos con el mal, sólo con la diversión. Choir ha hecho de su infancia un escudo protector, ni siquiera piensa que los caídos están muertos, cree que se pueden levantar para jugar en otro momento. Smith como voz de la razón y nexo con la realidad ha aceptado la guerra como muerte. Este es el primer combate real de ambos, en el calor del desierto de Libia.

Bajo la máscara del tonto, Choir encarna al soldado puro, que conserva la bondad de la niñez. En esta época Estados Unidos ya estaba involucrado en la guerra por el ataque a Pearl Harbor. Los soldados conocían del poder del enemigo como para subestimarlo en la realidad. El general alemán Rommel era apodado “el zorro del desierto” ya que luchar en la arena es tan difícil como hacerlo en el mar, pues no hay donde refugiarse.

Choir está tan metido en el juego que cree que la próxima vez debe devolver el favor a los alemanes jugando como muerto. El no tuvo miedo durante el viaje, tembló solo de excitación por ir a un terreno desconocido. Johnny se conserva en el ethos de la infancia frente a la tropa y oficiales, nunca fuma y su risa suena como la de un niño. Ha crecido sin endurecerse por la vida, al extremo de sorprenderse cuando caían los otros “chicos” sin discutir o sin decir “No, yo te di primero”.

    

Propaganda americana antinazi: En el cuento hasta un tonto puede demostrar más habilidad que los nazis. El soldado aniñado se toma como el soldado superior. Rommel quería tomar el canal de Suez, hizo retroceder a los británicos en Libia, pero le ganó el general americano Montgomery; cayo dos veces ante la estima de Hitler, una en África y otra en Europa. Estados Unidos promocionó este tipo de ficción que caricaturizaba a las tropas alemanas en series como Combate (1962-1967) con Vic Morrow.

La mala puntería alemana es un tópico de esta ficción que busca levantar el espíritu del pueblo americano; sólo en el film Buscando al soldado Ryan se equipara la capacidad bélica de ambos bandos. Se busca dejar mal a los alemanes y a Hitler porque eran enemigos directos de Estados Unidos y del mundo como amenaza latente; los aliados debían ganar de todos modos por la seguridad mundial. Otro tópico de esta literatura es el exceso de confianza del soldado americano que camina sin agacharse.

La oposición de los bloques culturales también se hace patente, el idioma alemán es ridiculizado en dos soldados alemanes que huyen de Choir “gritando palabras extravagantes”, el otro del bando equivocado no representa el ethos de la cultura, está en el no ser de la norma de la comunicación. Esta propaganda americana tuvo de naif el hecho de considerar ingenuos a los alemanes y faltos de puntería.

 

Estados Unidos como potencia creciente: El retroceso de Rommel fue reciente en esta época, fue un duro enemigo de Estados Unidos. Estamos en la época de Roosevelt, cuando su armada estaba en el puesto 14 del ranking mundial y no representaba un rival muy temible para los alemanes. En el cuento un solo hombre encarna la potencia que tiene por referente la fuerza que Estados Unidos va ganando en el curso de la segunda guerra mundial, por su hábil movilización de maquinaria bélica.

En el cuento las tropas americanas se movilizan en un transporte hasta el puerto de nueva York y luego en buque hasta África. La maquinaria alemana debe mostrarse poco efectiva para mostrar la superioridad americana. El primer combate lo inicia un Stuka alemán que va disparando inútiles ráfagas contra Choir, quien las esquiva, sólo dos hombres americanos caen para que Johnny piense que es “porque no saben jugar”. La ironía con el mismo bando solo sirve como competencia al interior del grupo.

El África Korps o tropas alemanas en Libia serán representadas corriendo por las colinas, con el resultado de la derrota o la huida, incluso en el final se asegura la repetición de este episodio para el futuro inmediato, con el anuncio de otro juego similar en la colina por parte de Smith. Choir camina con él contento y saltando sin sentir siquiera el cargo de las muertes del enemigo en su inocente conciencia. Estados Unidos desde este tipo de ficción aparecerá como la fuerza invencible en el camino correcto.

Conclusión: Todo hombre tiene algo de niño para ser feliz, no se puede ser del todo duro ni corrupto en la vida. Este cuento narra el debut militar de Choir y Smith, que tienen diferentes caracteres y una conexión distinta con el mundo, en Choir es la fantasía la que lo dirige hacia la virtud y el éxito, mientras que en Smith es el nexo con la realidad por la madurez que se adquiere con la dureza del ejército. La guerra se aborda como parodia y como desprestigio del enemigo por la propaganda del relato.

El aprendizaje no puede ser tan perfecto, siempre el novato cometerá errores. La suerte de Choir nace de su inocencia que lo redime de la crueldad de la guerra y de asumir el conflicto como una necesidad de matar. El imposible de esquivar las balas se volvió un tópico de este tipo de ficción en relatos, series y películas de guerra americanas.

Fotos:

«RayBradbudyImageProshop» de store02.prostores.com

«image031» de gjt.cz

«Rommel_color_01» de thebestlinks.com

«bt106khaki» de ponylope.com

«bt75» de ponylope.com

«039_23090» de tomsoter.com

«SavingPrivateRyan» de commandos.strategyplanet.gamespy.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...